Martes 22/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Galicia

Impartía Historia Contemporánea en la Universidad de Santiago

El dirigente de Resistencia Galega que no podrá volver a ser profesor

Galicia

La asociación de apoyo a los presos de la banda terrorista denuncia que el nuevo Código Penal prohibirá a Antón Santos dar clases al salir de prisión

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un informe de la Guardia Civil que alertaba de la infiltración de ex miembros de ETA y de la izquierda abertzale en las escuelas de Navarra ha impulsado al Partido Popular a aceptar incluir en el Código Penal la inhabilitación para ser profesor a aquellas personas que sean condenadas por terrorismo.

Foto de Antón Santos Pérez, y manifestación por la libertad de los presos de Resistencia Galega. Foto de Antón Santos Pérez, y manifestación por la libertad de los presos de Resistencia Galega.

En la enmienda presentada por el Grupo Popular se establece que los terroristas no podrán ejercer “profesión u oficio educativo, en ámbitos docente, deportivo y de tiempo libre”.

Como contó El Confidencial Digital, el objetivo del gobierno con esta medida que va a introducir en el Código Penal es poner freno a la situación revelada por la Benemérita en Navarra, donde el 26,7% de los profesores de la red de ikastolas (escuelas privadas de enseñanza en lengua vasca) eran ex etarras o dirigentes de las distintas organizaciones civiles satélite de ETA.

Daba clase en la Universidad de Santiago

Aunque el objetivo de esta medida es, principalmente, evitar que personas del entorno de ETA puedan convertirse en profesores de las ikastolas vascas y navarras, el cambio en el Código Penal puede afectar a otra banda terrorista: en concreto, a la que actualmente más preocupa a los servicios de información, Resistencia Galega.

El Confidencial Autonómico ha podido saber que este nuevo precepto legal repercutiría en uno de los miembros de la banda terrorista independentista gallega que actualmente se encuentra en prisión. Se trata de Antón Santos Pérez, al que la Policía detuvo en Lugo en diciembre de 2011 y que actualmente está internado en la cárcel de Dueñas (Palencia).

Antón Santos era profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Santiago de Compostela hasta que la Policía lo detuvo junto a María Osorio López en una vivienda de Lugo en la que se encontró abundante documentación y material informático.

La organización de apoyo a los presos de Resistencia Galega, Ceivar, denuncia que este cambio legal prohibiría a terroristas (“presos políticos”, según esta organización) como Antón Santos dedicarse a la docencia si, en este caso, el dirigente de la banda quisiera volver a su plaza de profesor de Historia Contemporánea en la Universidad de Santiago de Compostela.

Ceivar considera que el cambio del Código Penal es “una nueva vuelta de tuerca en las política de estigmatización de las personas perseguidas por motivaciones políticas”. Lo dice porque la Constitución Española establece que “las penas privativas de libertad […] estarán orientadas hacia la reeducación y la reinserción”.

Por eso considera que la nueva redacción del Código Penal que inhabilita a los terroristas para ser profesor supone una “estigmatización perpetua” e incumple el precepto constitucional citado, ya que los terroristas presos “ahora tampoco podrán ejercer determinadas profesiones”.

Ideólogo y mano derecha del ‘mano derecha’

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco lo envió a prisión bajo la acusación de pertenencia a organización terrorista en grado de dirigente al formar parte de la cúpula de Resistencia Galega. De acuerdo con el auto del magistrado, Antón Santos es “el responsable intelectual del movimiento independentista en Galicia”, pero lo más destacado es su estrecha relación con Antón García Matos, el “número uno” de Resistencia Galega que se encuentra en paradero desconocido y que se ha convertido en uno de los objetivos prioritarios de las Fuerzas de Seguridad.

Según las investigaciones policiales, “Antón García Matos y Antón Santos Pérez se conocen personalmente desde que Antón Santos era menor de edad y García Matos era miembro del desarticulado grupo terrorista Exército Guerrilheiro do Povo Galego Ceive”. Tras trabar amistad, el líder de Resistencia Galega, Antón García Matos alias ‘Toninho’, “se encargó del adoctrinamiento de Antón Santos, llegando a convertirse en su hombre de confianza”.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·