Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

La Rioja

Después de reconciliarse con Aguirre, José Blanco también logra ganarse la confianza de Pedro Sanz, presidente de La Rioja

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Después de la reunión que mantuvieron ayer en Madrid, José Blanco y Pedro Sanz han iniciado "una nueva etapa en las relaciones entre Fomento y La Rioja". Para el presidente autonómico, del PP, las sensaciones que ha recibido son mucho mejores que con las que salió en 2006, cuando fue recibido por Magdalena Álvarez. Blanco mejora así unas relaciones bastante deterioradas entre su ministerio y el presidente riojano, tal y como hizo antes con Esperanza Aguire, la presidenta de Madrid. No era una reunión fácil para Blanco: la gratuidad en toda la autopista AP-68 -prometida desde 2004- sigue lejos de cumplirse, al igual que el desdoblamiento en la N-232; mientras que sólo dos de los cuatro tramos de la autovía A-12 del Camino de Santiago están en obras. Sin embargo, el ministro de Fomento sorprendió al presidente riojano con su fuerte apuesta por la llegada del AVE a su comunidad: el tren de alta velocidad pasará por Logroño tras crearse los tramos con Miranda de Ebro y Castejón, que serán licitados en septiembre de este año. Con esta propuesta, el sustituto de Magdalena Álvarez ha sabido calmar los ánimos del presidente autonómico. José Blanco ha prometido que, ante la imposibilidad a corto plazo de conseguir la eliminación total de los peajes en la AP-68, Fomento se compromete a pagar el 50% de la gratuidad de los tramos de autopista en los que se vaya retirando el peaje. Asimismo, Blanco apostó por el trabajo conjunto de los gobiernos central y autonómico para conseguir el desdoblamiento de la N-232. El ministro quiso dejar claro que el proyecto de la A-12 nada tiene que ver con los presupuestos presentados el 2 de julio para la remodelación del patrimonio cultural del Camino de Santiago -entre los que se incluyen 402.000 euros en la remodelación del pueblo del ministro, Palas de Rei-. Por su parte, Pedro Sanz afirmó que después de la reunión, se respira un clima de "lealtad institucional" que se ha comprometido a defender, trabajando en la misma dirección que el Gobierno central. El presidente riojano, como hace unas semanas declaró Esperanza Aguirre, quiso dejar claro que nada tiene que ver la reunión en Fomento con Blanco con la que celebró en 2006 con Magdalena Álvarez, de la que salió "decepcionado". José Blanco ha conseguido, en tan sólo cuatro meses como ministro de Fomento, mejorar unas relaciones que estaban muy deterioradas con dos Comunidades Autónomas en las que gobierna el PP: Madrid y La Rioja.