Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

La Rioja

Se acabó el botellón en Logroño. El ayuntamiento intensifica los controles policiales en las zonas donde se reúnen los jóvenes y creará una Ordenanza Cívica contra este fenómeno

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El ayuntamiento de Logroño, dirigido por el socialista Tomás Santos, ha decidido intensificar los controles policiales en las calles General Urrutia, Plaza de la Paz y tres en otras zonas de la ciudad para evitar las reuniones que cada fin de semana protagonizan los jóvenes para hacer botellón. El consistorio también prepara una Ordenanza Cívica para combatir estos cónclaves. La decisión ha sido apoyada por el Partido Popular, que pide mayor rapidez en el impulso de esta ordenanza, que se convertiría en la aplicación «estricta» de las sanciones por incumplimiento de las normas del ruido e higiene pública. De hecho, los vecinos de las zonas de General Urrutia, avenida de Bailén y las palazzinas de Moneo, han manifestado en numerosas ocasiones, durante los fines de semana, se ven afectados por "los ruidos, suciedad, falta de higiene, destrozos en el mobiliario urbano, o el uso de portales como urinarios". Ante tales denuncias, el grupo 'popular' pide a Tomás Santos que se recupere la Policía de Menores, "que ya existía con el anterior equipo de Gobierno del PP y que eliminó el alcalde de esta ciudad", apuntan. Concejales del PP en Logroño consideran que se deben establecer más controles policiales para frenar las peleas y contener los actos de vandalismo. Aquí, afirman, es donde intervendría esta Policía de Menores, con su presencia preventiva.