Jueves 24/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

La Rioja

Pedro Sanz prepara un Plan de Austeridad en La Rioja para ahorrar 223 millones. Contratación centralizada y reducción de departamentos, entre las medidas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Gobierno de La Rioja tiene previsto ahorrar en esta legislatura más de 223 millones de euros a través del Plan de Austeridad impulsado por el presidente regional, Pedro Sanz. Está compuesto de 68 medidas, calculando para 2012 un ahorro de 55 millones, que "incluso podría ir a los 70", ha indicado.

Según las fuentes gubernamentales consultadas por El Confidencial Autonómico, dentro de las medidas de ahorro "sanidad, servicios sociales y educación, son intocables, sobre todo en prestaciones". Sin embargo, el texto sí habla de recortes en recetas y atención en hospitales.

Las 68 medidas incluidas han sido valoradas en función de su impacto económico, y se distribuyen en tres grupos: las que afectan a la estructura del Ejecutivo y la Administración, las que requieren nuevos calendarios de ejecución y las que permiten obtener un ahorro directo.

En el primero de estos grupos, que supone un ahorro de más de 27 millones de euros, figuran medidas como la reducción de consejerías y del 0,5 por ciento personal de la Administración regional, que ya se han llevado a cabo en esta legislatura, y otras que se encuentran en proceso de negociación, como el ajuste de liberados sindicales y los convenios con sindicatos y patronal. En estos dos últimos asuntos ha indicado que podrían ahorrarse 6 millones de euros.

Por su parte, el grupo denominado nuevos calendarios de ejecución, que conlleva un recorte del gasto de más de 33,5 millones de euros, incluye medidas como el replanteamiento de las fechas para llevar a cabo obras públicas; una nueva planificación de las infraestructuras educativas y de las inversiones en rehabilitación del patrimonio.

El tercer y mayor bloque de medidas, que supone un ahorro superior a los 162 millones de euros, contempla la centralización de compras, la revisión de todos los contratos de suministro y servicio en vigor, la prescripción de genéricos en las recetas, la disminución de la actividad concertada en sanidad, el plan de racionalización de campañas informativas, la ampliación de la vida útil de vehículos y material informático más allá del periodo de amortización y la racionalización de horarios de atención al público, potenciando la implantación de procedimientos telemáticos, entre otras.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·