Sábado 23/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

Baltasar Garzón regresó a Madrid para participar en unos cursos organizados por la Universidad Complutense. El magistrado reconoce que se aburre en La Haya

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tras su marcha a la Corte Penal Internacional el magistrado Baltasar Garzón reapareció este lunes en Madrid para participar en uno de los cursos de verano de El Escorial que él mismo dirige sobre derechos humanos. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, antes de comenzar la sesión matinal, Garzón visitó la cafetería del edificio Infantes donde estuvo charlando con los ponentes del curso, Josep María Tamarit y Manuel Ollé. Sus compañeros se interesaron por su vida en los Países Bajos. En el desayuno informal, mientras tomaba una infusión doble de manzanilla-poleo con hielo, les comentó que está totalmente centrado en su trabajo pero que ha tenido tiempo de pasar varios días en la playa. Sin embargo, el magistrado reconoció que su vida en La Haya es muy tranquila. Quizás demasiado. Cena a las siete de la tarde y la vida nocturna de la ciudad nada tiene que ver con la de España. Según el ex juez de la Audiencia Nacional, la ciudad cuenta con pocos bares, la mayoría de ellos irlandeses, en los que ha estado en alguna ocasión. Pero dio a entender que se aburre. Después de su intervención en el curso 'Derechos Humanos, Justicia Transicional y Democracia Efectiva', Baltasar Garzón ha asegurado que si España no se es capaz de actuar hacia atrás con la fuerza de la Justicia, nuestro futuro está en entredicho" ya que, en su opinión, la justicia "no quebranta nada, al contrario, cohesiona y fortalece la calidad democrática de ese pueblo".

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·