Jueves 08/12/2016. Actualizado 20:22h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

Así será la estación de Cercanías de la Puerta del Sol. Se estrenará el 28 de junio y escenificará la 'estrecha colaboración' de Fomento y la Comunidad de Madrid

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La 'estrecha colaboración' de la que habló José Blanco, ministro de Fomento, en presencia de Esperanza Aguirre, tendrá su primera prueba en la inauguración del nuevo intercambiador de Renfe en la madrileña Puerta del Sol. Una semana antes de su inauguración -todavía quedan algunos retoques-, El Confidencial Autonómico ha visitado las instalaciones. Será el próximo 28 de junio cuando oficialmente quede inaugurada la infraestructura ferroviaria estrella de la capital. En el acto, al que acudirán con total seguridad Blanco y Aguirre, se espera que ambos dirigentes escenifiquen el "acuerdo de estrecha colaboración en materia de infraestructuras" que selló el ministro de Fomento con la presidenta de la Comunidad de Madrid, el primer cargo oficial que recibió Blanco en su sede ministerial. Esta nueva estación será una de las futuras paradas de la línea de Cercanías C-3 (Aranjuez-Chamartín) y la línea C-4 (Alcobendas-Colmenar Viejo). Cualquier punto de la Comunidad de Madrid estará a menos de una hora del popular Punto Kilométrico Cero, situado en la propia Puerta del Sol. La construccion de esta instalación ferroviara ha costado alrededor de 570 millones de euros, de los cuales 155 corresponden a la propia estación y el resto a diversas partidas como la adaptación de las vías y túneles. La dificultad de la obra, enmarcada en plena zona antigua de la capital -el denominado 'Madrid de los Austrias'-, provocó que se modificaran los planes de construcción habituales para este tipo de infraestructuras, utilizando el 'método alemán', consistente en crear dos pozos de acceso de 40 metros de profundidad -mismo sistema utilizado en las minas- para a partir de ahí construir de manera horizontal. Otro imprevisto surgido durante la fase de obras fue el hallazgo de los restos de la antigua iglesia del Buen Suceso, que mantuvieron parada la construcción de la estación durante un año mientras se sacaba las piezas encontradas para que no sufrieran daños. Ahora se encuentran enmarcadas de forma museística dentro de la estación. Las obras, que comenzaron en 2004, fueron ejecutadas en su totalidad por el Ministerio de Fomento. El Ayuntamiento de Madrid colabora con la adecuación de la parte exterior de la estación. Durante la fase de construcción, se utilizaron más de 400 puntos de control para evaluar la estabilidad del suelo y evitar dañar los edificios de zonas colindantes, como ocurrió en el barrio de El Carmel, en Barcelona. Vea a continuación imagenes tomadas por El Confidencial Autonómico del interior y el exterior de la estación. Como se puede comprobar, los operarios aún trabajan para que todo este listo para el próximo día 28, día en que será finalmente inaugurado: Vista exterior de la cúpula desde la calle Montera Aspecto de la puerta principal. Hall suspendido por encima de los andenes Zona de andenes, por donde ya circulan los trenes pero sin efectuar paradas