Lunes 26/06/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

Algunos sospechan que es por ser “incómodos” para la dirección

Congreso del PP: militantes de Madrid se quedan sin invitación para asistir

En distritos como Puente de Vallecas y Tetuán no han podido inscribir a afiliados no compromisarios, como sí han hecho otras agrupaciones de toda España

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Partido Popular celebra este fin de semana su 18º Congreso Nacional, que tendrá lugar en el recinto de la Caja Mágica de Madrid. Al cónclave interno asistirán no sólo compromisarios, sino también algunos otros militantes del partido: pero no podrán hacerlo algunos de Madrid que habían pedido hacerlo.

Agrupación del Partido Popular en el distrito madrileño de Puente de Vallecas. Agrupación del Partido Popular en el distrito madrileño de Puente de Vallecas.

El Confidencial Autonómico ha podido saber que en algunas agrupaciones de distritos del PP en la ciudad de Madrid existe malestar producido en los días previos al Congreso Nacional que se celebra en la capital.

Las fuentes del partido consultadas explican que hasta ahora, en los congresos nacionales o regionales se permitía que acudieran afiliados que no son compromisarios, pero que tienen interés en asistir para ver los debates de ponencias y los discursos del presidente, del secretario general...

Pero en varias agrupaciones madrileñas, como Puente de Vallecas y Tetuán, no ha ocurrido así en esta ocasión. Así lo explican a ECA desde el PP de Puente de Vallecas, que quiso apuntar a una quincena de militantes.

En Puente de Vallecas, Tetuán...

Tras consultar con el PP regional y nacional, desde la agrupación de Puente de Vallecas enviaron una lista con los nombres, apellidos y DNI de esta quincena de afiliados que no siendo compromisarios, querían asistir al congreso en la Caja Mágica.

Hicieron esto hace ya varias semanas. No recibían respuesta, ni tampoco las invitaciones para acudir al congreso; sin embargo, tuvieron información de que otras agrupaciones de fuera de Madrid, en algunos puntos de España, sí habían podido inscribir a afiliados para que pudieran entrar en la Caja Mágica.

De ahí que hace unos días los populares de Puente de Vallecas llamaron a la sede de la calle Génova. La respuesta de los administrativos que se ocupan de los aspectos técnicos del congreso les dieron la respuesta negativa: no había invitaciones para ellos.

El motivo que les dieron es que las invitaciones se repartirían sólo a los presidentes de agrupaciones que no fueran compromisarios. La respuesta no convence en absoluto al PP del distrito de Puente de Vallecas: aseguran que la inmensa mayoría de los presidentes de agrupación ya son compromisarios.

Esto no se ha limitado a Puente de Vallecas, ya que El Confidencial Autonómico ha podido saber que en otros distritos de Madrid, como el de Tetuán, también ha ocurrido lo mismo: han pedido invitaciones y no se las han concedido.

“En el Congreso Nacional de Sevilla en 2012 hubo invitaciones, que se dan siempre a afiliados que no han sido elegido compromisarios pero que están muy implicados, que han trabajado en enmiendas a las ponencias”, explican fuentes del PP de Madrid.

Agrupaciones “molestas”

Este asunto ha generado un malestar importante en algunos distritos madrileños entre las bases del Partido Popular. Algunos sospechan que, por ejemplo, el que Puente de Vallecas no tenga invitaciones se podría deber a que desde esta agrupación se han presentado numerosas enmiendas críticas con asuntos espinosos: sobre funcionamiento y democracia interna, y sobre temas polémicos como el aborto. Estas enmiendas se mantienen vivas y se tendrán que debatir y votar en el congreso.

“Podemos ser del sector molesto del PP en Madrid”, admiten fuentes del PP de Puente de Vallecas, que aseguran que estos afiliados que quieren asistir al Congreso por supuesto no tienen intención alguna de armar ningún barullo. De hecho, los no compromisarios ni siquiera pueden entrar en las votaciones de enmiendas.

En todo caso, el enfado es tal que algunos dirigentes de estas agrupaciones piensan estar vigilantes y si ven que otras agrupaciones han podido enviar a afiliados invitados, piensan denunciar ese doble rasero que se les ha aplicado a ellos.