Viernes 18/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

La Dirección General de Protección Ciudadana, preparada para la campaña de montañismo. La coordinación con Emergencias del 112 será clave para el rescate de los extraviados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Con la llegada del otoño, el riesgo de extravíos en la montaña aumenta y la Dirección General de Protección Ciudadana ya está en alerta. Considera necesario que cualquier excursionista lleve el siempre un teléfono móvil con su batería bien cargada para solicitar ayuda en caso de necesidad.

El sistema más eficaz en caso de extravío es el teléfono del Centro de Emergencias Comunidad de Madrid 112. Las fuentes consultadas por El Confidencial Autonómico explican que “la llamada que se haga a este número debe ser concisa y en ella debe darse algún punto de referencia para que los servicios de bomberos puedan localizar al demandante de ayuda”.

La Dirección General de Protección Ciudadana recomienda evitar salir al campo si hace mal tiempo o las predicciones meteorológicas son adversas, por lo que es imprescindible informarse de la previsión.

Los excursionistas no deben ir solos, y antes de salir deben comentar a algún familiar o a alguna persona cercana cómo se va a realizar la excursión, el lugar por donde se piensa transitar, el tiempo que se tiene previsto emplear en la misma y la hora prevista de vuelta.

Otras medias de interés antes de salir al campo son una buena planificación de la ruta y llevar mapa y brújula. También es importante elegir las primeras horas del día para salir, y evitar las últimas horas de la tarde.

Durante el camino, es necesario memorizar puntos de referencia, por si se produjeran problemas de orientación en el regreso. Es conveniente llevar ropa de abrigo, alimento, agua, una linterna y un pequeño botiquín.

En caso de pérdida, si se ve una construcción, camino o carretera, es preciso dirigirse hacia la misma. Si no es así, la Dirección General de Protección Ciudadana aconseja que se camine hacia abajo, hasta encontrar un río, y seguir su curso, con el fin de que éste nos lleve a un pueblo o lugar habitado.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·