Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

El fantasma de ETA sobrevoló la academia de Guardias Jóvenes de Valdemoro. Agentes de la Benemérita confundieron la explosión con un atentado

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Una explosión fortuita en el almacén de explosivos de los Tedax y de la Unidad NRBQ provocó el fallecimiento del subteniente de la Guardia Civil, Francisco Morcillo Noya, de 61 años. Los instantes posteriores al suceso fueron de total confusión y se habló de un atentado de ETA. "Han sido momentos de gran alarma para todos y se dijo que era una bomba de ETA". La posibilidad de que la banda terrorista hubiera atentado en la academia de Valdemoro (Madrid) fue un comentario que circuló ayer entre la Benemérita tras la desafortunada explosión. Fue a primera hora de la mañana, momento en el que los beneméritos están iniciando su jornada laboral, cuando se produjo el accidente. Los presentes en Valdemoro sabían desde el primer momento que la explosión había sido en el almacén de los explosivos, aunque en otros lugares, como la dirección general, en pleno centro de Madrid, se escuchó el rumor de que podía ser ETA. Finalmente, el Instituto Armado confirmó que una cadena de explosiones provocó la muerte del subteniente. Otros 12 guardias resultaron heridos de diversa consideración. Respecto a un posible atentado etarra, las fuentes consultadas aseguran que a día de hoy el ministerio del Interior no descarta nada: pueden atentar en cualquier momento.