Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

Enrique Mújica ya ha vuelto a su despacho en el Palacio del Marqués de Bermejillo. El Defensor del Pueblo ha tenido que habilitar una nueva sede para agilizar el trabajo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Una vez finalizadas las obras en la sede tradicional del Defensor del Pueblo, Múgica regresa al Palacio del Marqués de Bermejillo de la calle Eduardo Dato 31. Sin embargo, ha decidido seguir usando el edificio utilizado durante las obras, en Zurbano 42, para poder atender todas las quejas pendientes y registrar las nuevas. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, el colapso provocado por el aumento de las quejas ciudadanas recibidas por el Defensor del Pueblo - un 40% más en el último año- ha llevado a la institución a habilitar una sede adicional. Enrique Mújica ha decidido conservar el edificio utilizado durante las obras del Palacio del Marqués de Bermejillo, sede habitual, con el objetivo de atender las quejas pendientes y dar registro a las que se realicen en la actualidad. Fuentes cercanas a Mújica confirman a este confidencial que los ciudadanos deberán dirigirse ahora a la calle Zurbano 42 para hacer llegar sus reclamaciones al Defensor del Pueblo. Este edificio también cuenta con un salón de actos para atender reuniones de gran envergadura. Mújica, no obstante, mantiene su despacho en la sede tradicional situada en Eduardo Dato, donde tendrán lugar todos los actos institucionales en los que participe, salvo que éstos tengan una envergadura que aconseje realizarse en el nuevo edificio.