Jueves 21/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

Las fiestas de El Escorial estarán 'blindadas'. La Guardia Civil no quiere más disturbios como los de Pozuelo o Alcorcón y mandará un dispositivo especial

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un grupo de dieciocho agentes de los antidisturbios de la Guardia Civil vigilará la zona noroeste de la Comunidad de Madrid para velar por la seguridad de vecinos y visitantes entre el 2 y el 16 de agosto. El objetivo es evitar incidentes durante las fiestas patronales de los municipios de esta zona como los que se produjeron recientemente en Torrelodones. Tras los últimos altercados que tuvieron lugar en Pozuelo de Alarcón y Torrelodones durante la celebración de los festejos populares, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado se preparan para evitar que estos sucesos se vuelvan a repetir. Estos disturbios acabaron con la quema de contenedores, rotura de señales de tráfico, daños a vehículos y a locales comerciales y con numerosos detenidos. � En la Comunidad de Madrid, y con motivo del aumento de las fiestas populares en los pueblos y ciudades de la región, la Policía Nacional en colaboración con la Guardia Civil, ha desarrollado un dispositivo especial que se encargará de vigilar y controlar que no se produzcan incidentes en San Lorenzo de El Escorial y sus alrededores. � Según explican a El Confidencial Digital fuentes de la Guardia Civil, un grupo de dieciocho agentes de la Benemérita han sido enviados durante los primeros quince días de agosto a la zona noroeste de Madrid. Se trata de un Módulo de Intervención Rápida (MIR) y cuya presencia ha sido solicitada por el Subdelegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid, Ricardo García. � Las funciones de estos 'antidisturbios' serán reforzar la seguridad de la zona y colaborar con la Policía Local y Nacional. De esta manera, se encargarán de patrullar los pueblos y carreteras locales, controlar la seguridad ciudadana y evitar cualquier posible alteración del orden público. Vigilarán también de cerca los botellones de las localidades con el objetivo de hacer cumplir los horarios impuestos por los ayuntamientos. � Desde la Benemérita confirman a ECD que este año también se ha puesto especial énfasis en controlar las redes sociales. El objetivo es evitar que los jóvenes sean instigados a través de Tuenti o Facebook a cometer vandalismo. La mayoría de los incidentes provocados en festejos populares habían sido convocados a través de Internet. � Desde el Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial afirman a este confidencial que se trata de las medidas tomadas siempre y que no hay ninguna novedad respecto a años anteriores. Lo que sí se quiere evitar es que se repitan los incidentes que se han producido en otros núcleos de la Comunidad de Madrid.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·