Jueves 19/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

En toda la ciudad el puente ha sido “un desastre”

El corte de la Gran Vía desploma las ventas en los comercios del centro de Madrid

Los aparcamientos de la zona han sufrido graves pérdidas. Los hoteles registraron cancelaciones de última hora ante la imposibilidad de acceder en coche

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El plan puesto en marcha por el ayuntamiento de Madrid para cortar al tráfico y abrir a los peatones varios carriles de la calzada de la Gran Vía ha provocado una fuerte polémica en la capital. El equipo de gobierno de Manuela Carmena asegura que la peatonalización de parte de esta arteria de la ciudad supone beneficios, pero comerciantes y empresarios de la zona centro se han visto perjudicados.

Gran Vía de Madrid durante los cortes de tráfico por Navidad. Gran Vía de Madrid durante los cortes de tráfico por Navidad.

Desde el ayuntamiento han defendido estos días, ante la gran polémica suscitada, que el cierre de algunos carriles al tráfico y el desvío de la mayoría de los vehículos por otras calles de Madrid se hace para ceder más espacio a los peatones que abarrotan estos días las aceras del centro de la capital.

Incluso ha tratado de desmentir que este corte de tráfico estuviera perjudicando a los comerciantes de la Gran Vía y de las zonas adyacentes.

Menos ventas en comercios, cancelaciones en hoteles...

Una vez que acabó el macropuente de más de una semana por las fiestas de la Constitución y la Inmaculada Concepción, el balance que hacen las asociaciones de comerciantes no es nada positivo, según los testimonios recabados por El Confidencial Autonómico.

Concretamente en la zona centro de Madrid, la más afectada por el cierre de la Gran Vía al tráfico habitual, fuentes de la Asociación de Comerciantes de las calles Preciados, Carmen y Arenal aseguran que a falta de tener los datos concretos, las tiendas y demás negocios constatan que en este puente han registrado menor volumen de ventas que en las mismas fechas del año pasado.

Este desplome ha afectado a casi todos los sectores, y lo atribuyen sin duda al corte del tráfico en la Gran Vía: y es que por ejemplo se ha notado especialmente que ha habido menos ventas en tiendas de productos voluminosos, debido a que los clientes tenían mucho más difícil acercarse con el coche para llevárselos a casa.

El sector de la restauración se ha visto menos afectado: “La gente que va a tomarse algo al centro es gente de Madrid, que va andando o en transporte público”. Pero sí se ha detectado una tendencia general: caían los clientes por la noche, ya que la gente de fuera de Madrid tenía más complicado marcharse tarde a sus lugares de residencia.

Quienes han notado sensiblemente el plan del gobierno de Carmena respecto a la Gran Vía han sido los hoteles y hostales del centro, alrededor de Gran Vía, la Puerta del Sol... Las fuentes consultadas por ECA explican que se han producido cancelaciones de reservas de última hora de personas que se han echado atrás por la situación del centro de la ciudad.

“Al ver los cortes de tráfico y que no podrían acceder, hay gente que ha llamado a cancelar”, aseguran. Pero quienes peor parte se han llevado han sido los aparcamientos: “Ha sido una catástrofe”, explican desde la Asociación de Comerciantes de Preciados, Carmen y Arenal. Y es que al no poder llegar en coche por la Gran Vía, muchos parkings se han quedado sin clientes estos días.

Un desastre, una semana perdida”

A la situación particular de las zonas cercanas a la Gran Vía se suma los malos datos de todo Madrid. Desde la Asociación Empresarial de Comercio Textil (Acotex), su presidente Eduardo Zamácola sentencia que este macropuente, para el consumo de ropa en Madrid, “ha sido un auténtico desastre, una semana perdida”.

Zamácola explica este “parón importante” en las ventas del sector textil porque la peculiaridad de este puente ha provocado que se haya marchado de Madrid a descansar a otros lugares una parte importante de la población de la ciudad. Y eso no se ha visto compensado a nivel de ventas de ropa por los turistas que han viajado a Madrid aprovechando los días festivos.

Aunque para esta campaña de Navidad tienen una previsión optimista, de crecer un 5% en facturación respecto al año, ya esperaban malos datos en este puente, por la intercalación de días laborables y festivos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·