Viernes 23/06/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

La Policía se interpuso entre ambos grupos

Hinchas del Nápoles amenazaron “con palos y cuchillos” a los Ultras Sur del Madrid

Una treintena de ‘tifosi’ italianos se acercaron a la calle Marceliano Santamaría, frente al bar en el que se congregaban los madridistas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La llegada de varios miles de aficionados, incluidos ultras, del Nápoles para jugar el partido de Champions League contra el Real Madrid movilizó a las Fuerzas de Seguridad para evitar incidentes. Pese al dispositivo policial, un grupo de hinchas italianos se acercaron a la zona en la que se mueven los Ultras Sur madridistas.

Ultras del Nápoles, controlados por la Policía junto al Estadio Santiago Bernabéu. Ultras del Nápoles, controlados por la Policía junto al Estadio Santiago Bernabéu.

La Delegación del Gobierno en la Comunidad de Madrid diseñó un potente despliegue en la capital el pasado miércoles. Se esperaba la llegada de unos 5.000 aficionados del Nápoles que iban a asistir al partido en el Estado Santiago Bernabéu, y otros varios miles que viajaban pese a no tener entrada.

En general no hubo enfrentamientos entre ‘tifosi’ radicales italianos e hinchas del Real Madrid. Pero en al menos, un caso, sí llegó a haber un encuentro entre ultras napolitanos y madridistas en el que intervino la Policía.

Radicales del Nápoles en la calle de los Ultras Sur

Así lo ha podido confirmar El Confidencial Autonómico de fuentes presentes en la zona de la calle Marceliano Santamaría, junto al Fondo Sur del Bernabéu, lugar de reunión de los Ultras Sur del Real Madrid antes de los partidos. Ahora que el club que preside Florentino Pérez no les permite entrar como grupo, los Ultras Sur se siguen juntando allí en las previas de los partidos.

El partido comenzaba a las 20:45, pero durante todo el día los aficionados italianos estuvieron recorriendo Madrid. En torno a las cuatro de la tarde, un grupo de entre 30 y 35 ultras del Nápoles llegaron a la calle Marceliano Santamaría.

Entraron y estuvieron un rato junto a un comercio chino de alimentación: justo enfrente de La Fontanería, un bar en el que en ese momento había una veintena de miembros de Ultras Sur.

Según explican a ECA personas allí presentes, los radicales del Nápoles “iban con palos y algún cuchillo”. Tras detectarse ambos grupos y un rato de evaluación, los ultras italianos se dirigieron hacia el bar en el que estaban los Ultras Sur, pero éstos aseguran que esta treintena de tifosi violentos del Nápoles “no vinieron a por nosotros hasta que vieron que venía la Policía”.

En ese momento llegaron agentes de la Policía Nacional, que ya horas antes del partido de octavos de final de Champions League vigilaba los aldeaños del estadio. “Cuando vino la Policía hicieron el amago de ir” hacia el bar, explica un ‘ultrassur’ a El Confidencial Autonómico, pero antes de chocar con los ultras del Real Madrid salieron corriendo también de los policías, gritando “¡Napoli!¡Napoli!”.

Tras este amago frustrado de enfrentamiento, algunos aficionados merengues alertaron de la presencia de grupos de ultras del Nápoles merodeando por los alrededores del Bernabéu, tanto por el lateral del Paseo de la Castellana como detrás de los fondos: no sólo en el Fondo Sur, donde estaban los Ultras Sur, sino también detrás del Fondo Norte: allí se concentraron antes del partidos los miembros de la Grada FANS, que aglutina a las peñas que forman el foco de animación organizado por el Real Madrid en su estadio.

Carga de los antidisturbios de la Policía

Esa aparición de la Policía Nacional no fue la única. En la noche del Real Madrid-Nápoles del miércoles, los antidisturbios cargaron varias veces en la calle Marceliano Santamaría, tal y como se puede ver en los siguientes vídeos.




Otros hinchas del Mdrid, sin embargo, acusan a los congregados en esa calle de haber tirado bengalas contra los policías, lo que habría provocado la carga de los antidisturbios.


Los Ultras Sur denuncian que estaban desplegando un tifo de animación en el cruce con la Avenida Concha Espina cuando los agentes de las Unidades de Intervención Policial (UIP) empezaron a cargar.

Perfiles de policías en Twitter justifican la carga asegurando que se estaban produciendo lanzamientos de sillas y otro mobiliario. Los ultras madridistas lo niegan, asegurando que en las previas de los partidos no hay terrazas y las sillas de los bares están apiladas y encadenadas.

En todo caso, la Policía Nacional cargó y disolvió a la gran masa de aficionados del Madrid que se encontraban allí. La indignación es patente entre los Ultras Sur, que denuncian que en esa calle no sólo estaban sus simpatizantes, sino también mujeres, personas mayores y niños.

Esta peña ultra responsabiliza a los responsables del Real Madrid de haber dirigida esta carga policial que aseguran que fue “injustificada” y que según ellos dejó varios heridos. Durante un buen rato la Policía se mantuvo en esa calle, que quedó casi despejada, y hubo algunas otras cargas.

Y a todo ello hay que sumar que, según distintas fuentes consultadas por ECA, la Policía Nacional detuvo y llevó a comisaría a algunos Ultras Sur antes del partido: apuntan a que fueron detenidos por posesión de artefactos pirotécnicos peligrosos.