Martes 26/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

El caso ‘Madrid Arena’ pone en alerta al Ayuntamiento por el exceso de aforo en los bares durante el verano. La Policía Municipal refuerza la vigilancia y ha ejecutado varios desalojos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La muerte de varias jóvenes en la avalancha que se produjo en el Madrid Arena el pasado noviembre tuvo varias consecuencias en las políticas de seguridad del Ayuntamiento de Madrid. En lo que va de verano, los agentes de la Policía Municipal ya han tenido que intervenir en varios locales nocturnos, en los que se duplicaba e incluso cuadruplicaba el aforo permitido.

Si un local excede el límite de aforo para el que le faculta su licencia de apertura, las sanciones van desde la multa al cierre, que oscila entre los 6 y meses y los dos años. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, el Ayuntamiento de Madrid ha reforzado los mecanismos de vigilancia en torno al cumplimiento de estas normativas.

La tragedia en el Madrid Arena es el principal motivo por el que ahora los bares de la capital son objeto de un mayor número de inspecciones, tal y como reconocen fuentes del consistorio. En el pasado mes se han llevado a cabo al menos cuatro desalojos en locales de copas, en los que el aforo real multiplicaba el permitido.

La delegación de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento, hoy dirigida por José Enrique Núñez Guijarro, llevó a cabo varios cambios importantes en la Policía Municipal.

Uno de los más urgentes, tal y como contó El Confidencial Digital, fue el establecimiento de dispositivos más eficaces en las salas de ocio y grandes recintos, especialmente aquellos que albergasen macro-fiestas.

Con la actual Ley de Espectáculos como ‘hoja de ruta’, el consistorio ha realizado más de 30.000 revisiones en bares en lo que va de año, según los datos de la delegación de Seguridad y Emergencias.

Las sanciones a las que se exponen los locales en los que se cometan este tipo de infracciones graves van desde las multas –de hasta 300.000 euros– al cierre, ya sea durante un período de hasta dos años, o de forma definitiva, con la revocación de la licencia.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·