Martes 26/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

Los 'okupas' de Madrid viven como reyes. Un grupo de jóvenes ha tomado un palacio en el centro, propiedad de una inmobiliaria que tiene a Fernández Tapias de consejero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El centro de Madrid cuenta con un nuevo asentamiento 'okupa'. Se trata del 'Centro Social Okupado' Casablanca, un inmueble que se encontraba en rehabilitación para ser convertido en pisos de lujo. El edificio -un antiguo colegio- está situado en la calle Santa Isabel, cercana al metro de Antón Martín. Es propiedad del Grupo Inmobiliario Moteverde, titular del también madrileño Teatro Albéniz. La intención de la constructora era reformarlo y convertirlo en pisos de alto valor inmobiliario. La empresa, de la que es consejero Fernando Damián Fernández-Tapias, hijo de Fernando Fernández-Tapia, declaró en enero de 2010 un concurso voluntario de acreedores por valor de 177 millones de euros. En la primavera de 2010, un grupo de 'okupas' tomó el inmueble y se asentó. En pocos meses terminaron de adaptarlo para su habitabilidad y comenzó la llegada de huéspedes. Le cuentan a El Confidencial Digital que muchos de los recién llegados provienen del ya célebre asentamiento 'okupa' Patio Maravillas, que tras años de disputas con el Ayuntamiento de Madrid fue finalmente 'donado' a sus moradores. Sin embargo, diversas medidas municipales -como la de colocar un guardia de seguridad en su puerta- terminaron por ahuyentar a los 'okupas' del edificio. Actualmente, el inmueble dispone de todo tipo de comodidades y multitud de actividades sociales, como talleres de arte, laboratorio de fotografía, salas de estudio y biblioteca, una guardería, una tienda -donde todas las prendas son gratis-, huerta, clases de música, yoga e incluso kárate y defensa personal. También hay un cine de verano -que se proyecta en uno de los patios-, donde este mes se han pasado películas como Casablanca o la española Celda 211. Según el relato que aportan a El Confidencial Digital testigos que han podido conocer el interior del inmueble, es "lo más parecido a un palacio, sobre todo los baños, perfectamente alicatados y de diseño, con una gran bañera". La casa también dispone de una sala para conectarse a internet y un servicio de "minibar autoservicio: coges lo que quieres y si pagas bien, y si no, también" aseguran estos testigos. Vea a continuación algunas fotografías del inmueble:

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·