Sábado 23/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

El aumento de grupos neonazis preocupa en Majadahonda, con dos agresiones en los últimos días. El Ayuntamiento, la Guardia Civil y la Policía Local alertan sobre problemas de seguridad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La proliferación de 'cabezas rapadas', relacionados con ideologías fascistas, fue una de las grandes preocupaciones de las autoridades y los vecinos de la localidad madrileña de Majadahonda en los años 90 y posteriores. En los últimos meses la ciudad ha experimentado un repunte de actos violentos atribuidos a grupos neonazis que incluyen una reyerta con arma blanca la semana pasada y al menos otra agresión más.

“No queremos que Majadahonda vuelva a ser conocida como una ‘cuna de neonazis’”. Ésa es la motivación que ha llevado a Borja Cabezón, del grupo del PSOE en el Ayuntamiento majariego, a registrar una solicitud para que se reúna la comisión de seguridad municipal, después de recoger las quejas de varios vecinos.

Según explica a El Confidencial Autonómico el portavoz socialista, no se puede hablar estrictamente de “episodios aislados”. Es una situación de la que son conscientes tanto el Ayuntamiento como la Guardia Civil y la Policía Local, explica.

Uno de los últimos altercados consistió en una pelea entre neonazis y otro grupo de jóvenes con estética antifascista. Las peleas pueden empezar simplemente por “llevar una camiseta de grupos del tipo ‘Soziedad Alkohólika’”, comenta Cabezón.

Majadahonda, punto de encuentro para las bandas

“Ha habido al menos dos agresiones reconocidas, y se habla de otras dos”, recuerdan desde el PSOE. Hubo una agresión con arma blanca el jueves pasado y se teme que los violentos de extrema derecha vuelvan a convertirse en una amenaza para los majariegos, como hace apenas diez o quince años.

El recuerdo del asesinato de Fernando Bertolá, en junio de 1997, y el del marroquí Hassan Al Yahami en noviembre de 1992, todavía continúa nítido entre los vecinos de la localidad. En algunos foros ya se ha alertado de que cada vez hay más agresiones aparentemente indiscriminadas, pero con un móvil fascista, tal y como se puede ver en este enlace.

En el texto denuncian que Majadahonda es un “recurrente punto de encuentro para distintos grupos de Madrid que vienen a emborracharse y ‘salir de caza’”. Efectivamente, según explican fuentes consultadas, algunos grupos ‘habituales’ ya en la zona proceden de Las Rozas y Pozuelo y acuden a Majadahonda para reunirse.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·