Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

Nuevo revés al Canon: Una empresa de autobuses madrileña gana el juicio contra varias sociedades de autor por la utilización de aparatos de video

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los tribunales de justicia siguen dando la razón a las empresas de transporte de viajeros que han sido denunciadas por entidades de gestión de derechos de autor. Tras otros casos similares ocurridos en Alicante y Pontevedra, ahora ha sido un juzgado de Madrid el que ha dado la razón a la empresa Autocares García Tejedor, que había sido denunciada por las entidades Agedi y AIE, por disponer de aparatos de vídeo y CD en los vehículos. El Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid ha hecho pública la sentencia por la que se exime del pago de cualquier cuota de derechos de autor a las sociedades Agedi y AIE. Ambas plataformas exigían el pago del 'canon' por la utilización de aparatos de audio y vídeo, argumentando que la sola existencia de ellos implicaba su uso. Según la sentencia, a la que ha tenido acceso El Confidencial Autonómico, "la existencia de aparatos de vídeo y CD/cassette es un hecho no discutido, (...) no es el tema que nos ocupa, sino la utilización de los mismos". Y no se pudo probar. Agedi y AIE solicitaban que la sala condenase a la empresa a pagar 15.452,07 euros por la supuesta reproducción de obras de su propiedad desde el 1 de enero de 2001 hasta la fecha de interposición de la demanda -31 de mayo de 2008-. No obstante, el tribunal ha absuelto a la empresa y ha condenado a las sociedades a pagar las costas del juicio. La sentencia afirma además que el hecho de que los diez vehículos de la empresa incorporen los aparatos de reproducción de fábrica no prueba "que se activen o utilicen". Agedi y AIE aportaron como prueba una impresión de la página web paginasamarillas.es y otra de la empresa autocaresgarciatejedor.com en las que "consta que los autocares están dotados de DVD y vídeo (...) que prueba la existencia de dichos aparatos en los autocares, pero no su utilización". La sala ha considerado que hubiesen sido necesarios otros medios probatorios, como podían ser informes de inspecciones realizadas en el curso de los trayectos de los autocares, pruebas testificales de usuarios o informes de detectives.