Viernes 18/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

Nuevo incidente en el cuartel de Valdemoro. El jefe de la instalación y un coronel, enfrentados por las multas a sus subordinados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los hechos se remontan al pasado verano. Una explosión fortuita en el almacén de explosivos de los Tedax y de la Unidad NRBQ del acuertelamiento de Valdemoro provocó el fallecimiento del subteniente de la Guardia Civil, Francisco Morcillo Noya, de 61 años. Desde entonces hay un enfrentamiento entre un grupo de guardias y el coronel jefe del recinto. Tras el accidente mortal, todos los coroneles del cuartel (Colegio de Guardias Jóvenes Duque de Ahumada, GRS nº1, escuadrón de caballería, Tedax, servicio de retribuciones, UEI, GEAS, etc.) se reunieron con el general de la subdirección de personal y con el general de la subdirección de apoyo. Acordaron que lo que pasó es una tragedia y aprobaron conceder las "máximas ayudas" a todo el personal afectado por la explosión. Éstas se concretaron en la disposición de locales alternativos para reemplazar temporalmente las zonas de trabajo afectadas, mobiliario, equipos informáticos, vestuario, aparcamientos, etc. A día de hoy, solo quedan fuera del edificio siniestrado los componentes del servicio de retribuciones, reubicados en unas aulas (transformadas en oficinas) cedidas por el coronel jefe de la escuela de especialización, que salió en defensa de los afectados. Los guardias desplazados aparcan su vehículo cada mañana en la zona del cuartel donde desarrollan su trabajo. Pues bien, estos agentes se han encontrado con denuncias en las lunas de sus coches. En ellas se recoge que los vehículos se encuentran fuera de su zona de estacionamiento. Fuentes del acuartelamiento a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital aseguran que no entienden por qué el coronel jefe de Valdemoro se niega a que aparquen delante de un edificio si el coronel jefe de la escuela de especialización, y principal afectado, no pone pegas. Las fuentes consultadas por ECD explican que detrás de estas denuncias hay un "enfrentamiento" entre ambos coroneles que les perjudica a ellos. No entienden por qué el coronel jefe del recinto mantiene esta posición cerrada. Precisamente, cuando era teniente coronel, perteneció al servicio de retribuciones de la Guardia Civil, el mismo que ahora se ve afectado.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·