Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

Tomás Gómez ya ha comunicado a la dirección nacional del PSOE quién es su favorito para la alcaldía de Madrid. Quiere a David Lucas como rival de Gallardón

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El secretario general del Partido Socialista de Madrid ve en David Lucas al candidato ideal para las elecciones municipales de 2011. El actual portavoz de los socialistas en el Ayuntamiento, muy crítico con Alberto Ruiz Gallardón en todas sus comparecencias, es el elegido. "Tiene cara de alcalde". Con estas palabras se expresó hace unos días Tomás Gómez al hablar de David Lucas con unos compañeros de partido. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, el líder del PSM considera que su mano derecha posee "muchas cualidades para dirigir el Ayuntamiento de la capital". Así se lo ha hecho saber a la dirección nacional del PSOE, que aún está pendiente de abrir el proceso para presentar candidatos en todas las regiones de España. "Es nuestra intención, aunque no tenemos la última palabra", reconoció Gómez en un encuentro con simpatizantes socialistas. Lucas concurrió a las elecciones municipales de 2007 como número siete de la lista que encabezó el actual ministro de Industria, Miguel Sebastián, y en los tres años que lleva ejerciendo de portavoz municipal se ha ganado la confianza de Gómez, que valora su fidelidad y su experiencia en los municipios del sur de la capital, feudo electoral del PSOE. Tal y como informó este confidencial -véalo aquí-, Tomás Gómez tiene claro que él debe ser el candidato a la presidencia de la Comunidad, y espera que su opinión respecto a Lucas sea tomada en consideración en Ferraz. Al líder de los socialistas madrileños le molesta que desde la dirección nacional aún no le hayan confirmado que será él quien se enfrente a Esperanza Aguirre en las autonómicas del año que viene y, si finalmente se optara por buscar otra persona para encabezar las listas, está dispuesto a presentarse en cualquier caso, lo que obligaría a celebrar unas primarias en Madrid, que además espera ganar porque tiene el control y el apoyo de la organización.