Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

La Policía Nacional cambia el dispositivo de seguridad organizado para la final de la Champions. La eliminación del Barcelona evitará una guerra entre Boixos Nois y Ultras Sur

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Policía Nacional lleva semanas preparando el dispositivo de seguridad con motivo de la final de la Liga de Campeones en el Santiago Bernabéu. Pero los planes iniciales se han visto trastocados por la eliminación del FC Barcelona. Se prevé un día menos conflictivo. La Policía tenía constancia de que los aficionados más violentos del Barça y del Real Madrid estaban cruzándose mensajes en foros de Internet "provocándose y lanzándose amenazas mutuas". Unos, los 'Boixos Nois', querían celebrar un posible título de su equipo en la ciudad del eterno rival y otros, 'Ultra Sur', pretendían sabotear esa fiesta. Uno de los puntos calientes de Madrid, donde los ultras del FC Barcelona habían anunciado su presencia para celebrar la posible victoria de su equipo era la fuente de La Cibeles. La Policía conocía estas intenciones y ya había diseñado un amplio dispositivo para vallar el monumento y controlar la zona. No obstante, como decimos, la victoria del Inter de Milán el pasado miércoles ha provocado que los planes de seguridad hayan sufrido alguna modificación. Fuentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP), los conocidos como 'antidisturbios', a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital resumen así el plan especial de protección diseñado para ese día en la capital: -- Se está intercambiando información con las Policías alemana e italiana. El objetivo es saber el número de aficionados violentos que se desplazarán hasta Madrid desde Munich y Milán. También se están vigilando los foros de Internet visitados habitualmente por este tipo de hinchas. Se quiere evitar que se convoquen para peleas multitudinarias. -- 70.000 personas vendrán al partido. La Policía, a través de sus unidades de 'antidisturbios' prevé separar a ambas aficiones y facilitar lugares de estancia para cada una en puntos diametralmente opuestos de la ciudad. -- Síntomas de hermandad. De acuerdo a las informaciones de las que dispone la Policía, están empezando a surgir algunos movimientos de 'hermanamiento' entre las aficiones del Bayern de Munich y el Inter de Milán. -- Lo que más preocupa en todo caso a la Policía no es la dureza de los hinchas germanos y transalpinos, pues no son aficiones excesivamente violentas. Lo que más inquieta a las Fuerzas de Seguridad es que el consumo de alcohol en grandes cantidades de algunos les lleve a cometer actos violentos. La dirección general prevé concretar todo el dispositivo de seguridad de la final de la Champions League en los próximos días, según se vaya acercando la fecha del partido. Mayo, no obstante, será un mes complicado para la Policía en Madrid: al encuentro entre Bayern e Inter hay que añadir la celebración del Máster de Tenis, que congregará a los mejores tenistas del mundo, y la VI cumbre de jefes de estado y de gobierno América Latina, el Caribe y la UE que se tendrá lugar en la capital el próximo 18 de mayo.