Jueves 24/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

Aseguran que recibían tarde la información

Policías de Madrid denuncian “descoordinación” en la amenaza de bomba en Nuevos Ministerios

Madrid

Han enviado una carta al delegado de Seguridad del ayuntamiento con las quejas de los agentes que acudieron a desalojar la estación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Una caja de cartón encima de una papelera desató el pánico el pasado 8 de enero en la estación de Nuevos Ministerios de Madrid, en medio de la conmoción por los ataques terroristas en Francia. Efectivos de la Policía Nacional, la Policía Municipal, los Bomberos y el Samur se movilizaron por esta falsa alarma.

Despliegue de seguridad en torno al intercambiador de Nuevos Ministerios (Madrid). Despliegue de seguridad en torno al intercambiador de Nuevos Ministerios (Madrid).

El paquete sospechoso hizo pensar que podría ser un explosivo, sobre todo cuando en Francia en esos días varios terroristas habían provocado el pánico con ataques a la revista Charlie Hebdo y a una tienda de comida judía.

Las fuerzas de seguridad desalojaron la estación de Nuevos Ministerios y cortaron la circulación tanto de Metro y Cercanías como de tráfico en las calles adyacentes. Finalmente, los Tedax comprobaron que se trataba de una falsa alarma: la caja sólo contenía unos zapatos.

Falta de comunicación a los agentes

El Confidencial Autonómico ha podido saber que el despliegue de seguridad y emergencias que se estableció en torno a Nuevos Ministerios el pasado 8 de enero ha provocado las quejas de algunos agentes de la Policía Municipal de Madrid que participaron en el dispositivo.

El sindicato CSIT Unión Profesional ha enviado una carta -que se puede leer más abajo- al delegado de Seguridad del ayuntamiento de Madrid, José Enrique Núñez Guijarro, para denunciar la “descoordinación y falta de comunicación importante” que detectaron algunos policías municipales.

Por ejemplo, los agentes locales se quejan de que cuando los policías nacionales, los bomberos y los sanitarios del Samur ya sabían desde hacía más de diez minutos que se trataba de una amenaza por explosivo, las patrullas de la Policía Municipal aún estaban recibiendo por su emisora el aviso de que acudieran a Nuevos Ministerios para comprobar si el revuelo en la estación era por un aviso de bomba.

“Faltó comunicación y fue tardía”, señalan a ECA fuentes internas de la Policía Municipal de Madrid. Y aseguran que si bien la Delegación del Gobierno en Madrid dio el aviso al ayuntamiento, luego la alerta no llegó al mismo tiempo al cuerpo municipal.

Esta comunicación tardía e incompleta se debe, según aseguran desde el sindicato CSIT, a la descoordinación entre la Policía Municipal de Madrid y los otros cuerpos de seguridad y emergencia que se desplegaron en Nuevos Ministerios. “No había ningún mando municipal lo suficientemente importante para coordinarse con los otros cuerpos”, denuncian desde CSIT, que añaden que en el lugar de la amenaza de bomba no había ningún inspector o subinspector que pudiera dirigir a sus agentes y también hacer de interlocutor con los mandos de la Policía Nacional, los Bomberos y el Samur.

Aunque cada cuerpo funcione de forma autónoma, los agentes municipales lamentan que en el caso de la alarma de Nuevos Ministerios “hubo falta de colaboración entre cuerpos para coordinarse”. Las fuentes consultadas por El Confidencial Digital señalan que aunque existen protocolos firmados entre la Policía Nacional y la Policía Municipal de Madrid, en operativos de emergencias como este suelen surgir problemas de coordinación entre ambos cuerpos.

No se utilizaron los medios para la coordinación

El ayuntamiento de Madrid cuenta con un órgano, la Gestión de Información del Mando Único (GIMU), que sirve precisamente para gestionar la labor de Policía Municipal, Bomberos y Samur-Protección Civil en sucesos graves. La queja del sindicato CSIT va también dirigida a lo que no habría hecho este órgano en la amenaza de bomba del 8 de enero.

Además, los agentes locales se preguntan porqué en este caso no se utilizó el Centro de Mando Móvil de la Policía Municipal: un camión 4x4 que en teoría se compró para desplazarse allí donde se haya producido o se esté produciendo un incidente grave, para desde los puestos de control que tiene disponible coordinar a todas las fuerzas de seguridad que se despliegan en estos casos.

Fuentes del sindicato CSIT aseguran que su petición no pretende que se depuren responsabilidades, sino que se corrijan los fallos de coordinación para que no se vuelvan a producir en otras alarmas: “Menos mal que al final no ocurrió nada, pero podría haber ocurrido. Y hay medios suficientes para coordinar a todos los cuerpos y servicios de seguridad y emergencias”.


Carta enviada por el sindicato de la Policía Municipal de Madrid CSIT. Carta enviada por el sindicato de la Policía Municipal de Madrid CSIT.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·