Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

Una empresa ajena a Telemadrid fue la causante del sabotaje a la cadena autonómica. La Policía descarta definitivamente a los trabajadores del ente público

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Policía Nacional y la Dirección General de Telecomunicaciones perteneciente al ministro de Industria estrechan el cerco sobre el causante del sabotaje a Telemadrid durante el partido de semifinales de Champions entre el Barcelona y el Inter de Milán. La investigación ha descartado a los trabajadores de la cadena autonómica. El pasado 26 de mayo, portavoces de Abertis, empresa responsable de la emisión en TDT de Telemadrid, afirmaron: "La señal que produjo las distorsiones provienen de una instalación situada en la azotea del Edificio Torre Valencia en Madrid. Los autores de los cortes de emisión pertenecen a una entidad del sector de telecomunicaciones, poseedora de un potente equipo". Estas palabras dejaron en el aire la posible vinculación en el boicot de empleados del ente público, conocedores de los mecanismos y con los medios suficientes para llevar a cabo una distorsión de la señal. Sin embargo, voces cercanas a la investigación explican a El Confidencial Autonómico que el hallazgo de la antena que provocó el sabotaje ha descartado de forma definitiva la posibilidad de que algún profesional de Telemadrid estuviera detrás de la operación: "las características y la localización de la señal nos han dado nuevas pistas, que nada tienen que ver con los profesionales o con el entorno de la cadena". Las mismas fuentes consultadas afirman: "La Policía ha iniciado una nueva vía de búsqueda una vez estudiado el informe presentado por Abertis la semana pasada". Desde la dirección de la empresa de telecomunicaciones "nunca se llegó a manejar la hipótesis que acusaba a los trabajadores de Telemadrid como cierta. Sus indagaciones les han demostrado que tenían razón. Por otro lado, responsables de comunicación de Abertis han confirmado a este confidencial que "nuestras conclusiones ya están en manos de la Policía y del ministerio de Industria, a través de la Dirección General de Telecomunicaciones". Ambos organismos realizarán en breve inspecciones en el edificio en el que se localizó la señal, para intentar determinar quién fue el autor del sabotaje.