Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

Treinta años sin agua ni luz por una ordenanza que la Comunidad de Madrid retiró en 1988. Los vecinos de una urbanización de Arganda del Rey piden ayuda a Esperanza Aguirre

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los quinientos vecinos de la Urbanización Valdecorzas, en Arganda del Rey, llevan tres décadas viviendo en casas sin luz, agua o gas porque el ayuntamiento de la ciudad impide la canalización del terreno al calificarlo de "ilegal". No obstante, en 1988, la Comunidad de Madrid publicó en el Boletín Oficial de la Región la aprobación de un proyecto de urbanización en la zona al no considerarla "suelo rural". Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, la finca en la que se asienta la urbanización fue vendida a finales de los años setenta por Juan José Arnedo, suegro del ex ministro de Economía y Hacienda Miguel Boyer. La inmobiliaria que adquirió el terreno empezó a ofertar la compra de parcelas en el ayuntamiento de Arganda del Rey y en otros recintos municipales. Los interesados debían dirigirse al consistorio, donde un funcionario informaba sobre los precios y las condiciones de adquisición. Una vez realizada la venta de la mayor parte de las parcelas, se produjo la polémica: la inmobiliaria no había abonado la compra de la finca al suegro de Boyer, que recuperó la propiedad. Parte de los estafados negociaron con el dueño de la finca la recompra de sus parcelas. No obstante, al confirmarse que el terreno no era urbanizable por considerarle rural, el ayuntamiento, que había permitido a uno de sus funcionaros informar a futuros clientes sobre la venta de las parcelas, decidió echar al trabajador y acudir a la finca con excavadoras para derribar las casas ya construidas. El suceso fue muy comentado entonces por la prensa, ya que muchos miembros de la urbanización amenazaron con disparar contra los operarios. Quienes volvieron a comprar sus propiedades tuvieron que esperar a la publicación, en 1985, de una Ley de la Comunidad de Madrid que les permitió solicitar que las tierras fueran consideradas urbanizables. Los miembros de la urbanización Valdecorzas presentaron una solicitud al Gobierno regional, que en 1988 permitió la construcción de casas en la zona al tener un valor paisajístico y ecológico medio y un valor productivo agrario bajo. Pese al informe aprobado por la Comunidad de Madrid, el ayuntamiento de Arganda dejó pasar los años sin aceptar o rechazar la ordenanza procedente del Ejecutivo de Joaquín Leguina hasta 1994, cuando incluyó la zona en la que se sitúa Valdecorzas en el Parque Regional del Sureste. "Pensaban que la Comunidad les daría una compensación económica por la cesión de competencias a favor del Parque y darnos ese dinero a nosotros para que nos fuéramos de allí, pero la jugada les salió mal porque a cambio de los terrenos del parque sólo obtuvieron la construcción de unos institutos", explica e este confidencial uno de los propietarios de la urbanización. La misma fuente afirma que "llevamos años subsistiendo, generando nuestra propia electricidad y extrayendo un agua que ya nos va a quitar la Confederación Hidrográfica del Tajo. Hemos ganado juicios al ayuntamiento en el Tribunal Superior de Justicia, pero todo sigue igual". La única solución posible que ven los vecinos es "la intervención de la Comunidad de Madrid, que debe pedir al ayuntamiento de Arganda que acepte lo publicado en el Boletín Oficial de la Región" en 1988. Ojalá podamos hablar con Esperanza Aguirre".