Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

Los nuevos hospitales de la Comunidad de Madrid no pueden ingresar más pacientes y provocan el colapso del Gregorio Marañón: Tres enfermos por habitación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La "falta de medios materiales" que se achaca a los nuevos hospitales de la Comunidad de Madrid está obligando al traslado de muchos de los pacientes a los grandes centros sanitarios de la capital, como el Gregorio Marañón, el 12 de Octubre, el Ramón y Cajal o La Paz. En el Marañón ya ha habido quejas: Tres enfermos en habitaciones diseñadas para dos. Fuentes de la sección sindical del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, consultadas por El Confidencial Autonómico, confirmaron que el centro sanitario se ha visto obligado a aumentar el número de camas disponibles, convirtiendo las habitaciones dobles en triples, ya que una media de 20 personas diarias quedaban en lista de espera pendientes de ser ingresadas en alguna de las plantas. Los nuevos hospitales de la Comunidad de Madrid, promovidos por el Ejecutivo de Esperanza Aguirre y que pretendían desconcentrar la actividad sanitaria de los cuatro grandes centros públicos madrileños (Gregorio Marañón, La Paz, 12 de Octubre y Ramón y Cajal) no parecen estar cumpliendo sus expectativas. Según han explicado a El Confidencial Autonómico, fuentes de la sección sindical del Gregorio Marañón, muchas de las habitaciones del hospital se han visto obligadas a acoger a tres pacientes, introduciendo una cama más, cuando inicialmente estaban preparadas para ser utilizadas por dos enfermos. La falta de medios materiales en estos nuevos espacios provoca que muchos de los ingresados deban ser trasladados después a los hospitales tradicionales, lo que lleva a engrosar las listas de espera, que pueden llegar a alcanzar una media de 20 personas diarias en el Gregorio Marañón, según los datos facilitados por los sindicatos a este confidencial. Las mismas fuentes aseguran a ECA que, además de la supresión de las meriendas desde hace varios años, la comida que se sirve a los pacientes ingresados en el Hospital Gregorio Marañón (Madrid) "deja bastante que desear". En este sentido, añaden que la comida es preparada en frío, para luego ser trasladada a las plantas en unos carros en los que se acaba de cocinar, minutos antes de presentarla a los internados. Esta situación ha llevado a muchos familiares "a traer la comida de fuera del hospital para sus enfermos", han apuntado.