Miércoles 29/03/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

Denominada “de Apoyo a la Seguridad”

160 policías formarán la unidad ‘antidisturbios’ reconvertida por Carmena

El ayuntamiento de Madrid convocará un concurso de méritos de 13 plazas de mandos y 147 de agentes a las que podrán optar todos los efectivos municipales de hasta 45 años

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las Unidades Centrales de Seguridad (UCS) de la Policía Municipal de Madrid se encuentran en proceso de reconversión en la Unidad de Apoyo a la Seguridad (UAS). Este proyecto del gobierno municipal de Manuela Carmena tiene como objetivoretirar a los ‘antidisturbios’ de incidentes callejeros y de desahucios inmobiliarios.

Control de la Policía Municipal de Madrid. Control de la Policía Municipal de Madrid.

Uno de los compromisos de Ahora Madrid era suprimir las Unidades Centrales de Seguridad (UCS), que se habían convertido en objeto de las iras de algunos grupos radicales por haber intervenido en manifestaciones que acabaron en violencia como las Marchas de la Dignidad de marzo de 2014.

Además, Ahora Madrid también rechazaba que estos agentes, con una estética similar a los antidisturbios de las Unidades de Intervención Policial (UIP) de la Policías Nacional, participaran en desahucios de forma que evitaban el boicot de plataformas como la PAH.

Tras renunciar a la supresión total, el concejal de Seguridad Javier Barbero puso en marcha el plan para reconventir estas Unidades Centrales de Seguridad. Suprimió una de las dos, y después anunció que la que había sobrevivido pasaría a llamarse “Unidad de Apoyo a la Seguridad” (UAS), y se centraría en dar apoyo a las Unidades Integrales de Distrito que requirieran refuerzos en algunas intervenciones especialmente peligrosas.

13 mandos y 147 agentes

El Confidencial Autonómico ha podido saber que el ayuntamiento que dirige Manuela Carmena tiene ya muy perfilado el plan para crear esta nueva unidad de la Policía Municipal sustituta de los ‘antidisturbios’.

La Unidad de Apoyo a la Seguridad contará con 160 efectivos, un número similar al que tenían antes cada una de las dos Unidades Centrales de Seguridad, que sumaban en torno a 300 efectivos. Tras la disolución de la UCS-1, parte de sus agentes pasaron a la UCS-2, y en esa situación actual se mantiene.

Para crear esta nueva Unidad de Apoyo a la Seguridad, el consistorio va a convocar en los próximos meses un concurso de méritos para optar a 13 plazas de mandos y 147 plazas de agentes. Al concurso se podrán presentar todos los miembros de la Policía Municipal de Madrid y no sólo los actuales integrantes de la UCS-2.

Habrá un límite máximo de edad, de 45 años, que no es del agrado de sindicatos como CSIT-Unión Profesional. Además, queda abierta la puerta a que las plazas de mandos se cubran por libre designación, algo que tampoco gusta a CSIT.

Fuentes sindicales consultadas por ECA prevén que un buen número de agentes se presenten a este concurso: no sólo de los actuales efectivos de las UCS, sino también de otras unidades distintas de la Policía Municipal.

A los miembros de las UCS que no consigan plaza en la nueva Unidad de Apoyo a la Seguridad o no quieran presentarse, se les respetará el complemento de las Unidades Centrales de Seguridad y se les ofertará un concurso de provisión normal en exclusiva, respetando el turno que tengan actualmente.

Controles y apoyo a los distritos

Aunque la orden del gobierno de Carmena desde hace tiempo es que los ‘antidisturbios’ municipales no acudan a desahucios -si acaso va un coche patrulla normal-, esta idea se reforzará con la nueva unidad.

Estará centrada en llevar a cabo controles estáticos y sobre todo reforzar a las Unidades Integrales de Distrito, que es donde los sindicatos reclaman mayor refuerzo por haber menos agentes de los necesarios. Por ejemplo, sería requeridos en fiestas de barrios, en los que puede haber incidentes, peleas y lanzamientos de botellas de vidrio, ante los que su equipamiento de casco, escudo y otras protecciones resultan muy útiles.

Además, el ayuntamiento ha confirmado a los sindicatos policiales que la Unidad de Apoyo a la Seguridad mantendrá la actual ubicación de las UCS: en la calle Trespaderne, al lado del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.