Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

Un informe interno, realizado en las Administraciones Públicas durante la última semana, revela que muchos funcionarios no apoyan la huelga: “Es parafernalia sindical”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El llamamiento a la huelga en las Administraciones Públicas no ha obtenido la respuesta esperada por sus promotores. En un informe interno, elaborado en ministerios y delegaciones del Gobierno, los funcionarios acusan a Comisiones Obreras y UGT de hacer esta movilización de cara a la galería. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, los empleados públicos rellenaron durante el miércoles y jueves un formulario realizado por Afiliación Sindical Independiente y Unión Sindical Obrera, en el que se realizaban las siguientes preguntas: ¿Estás dispuesto a secundar una huelga sólo en las Administraciones Públicas?; ¿Estás dispuesto a secundar una huelga general? ; ¿Estás dispuesto a secundar otras medidas de presión, antes y después de la huelga? ; ¿Paros parciales diarios y/o semanales?; ¿Una gran manifestación en Madrid, frente a La Moncloa?; ¿Concentraciones semanales?; ¿Envío de cartas masivas, correos, llamadas a Ministros, Diputados, Políticos, etc.?; ¿Estás dispuesto a concentrarte en actos Institucionales o de partidos políticos, para demostrar tu rechazo a las medidas tomadas? Los impulsores de la encuesta afirman a este confidencial: "Hemos recibido respuestas de todo tipo, enviadas incluso por Subdirectores Generales. La mayoría coincide en su rechazo a la huelga y en su enfado con Comisiones Obreras y UGT. En algunos casos dicen verdaderas barbaridades contra los sindicatos y el gobierno". Los únicos supuestos que sí han tenido aceptación por parte de los funcionarios han sido el envío de cartas, y los paros parciales. "Nadie quiere ir a una huelga para que nos quiten más dinero", apuntaban los trabajadores públicos. Además de estas cuestiones, el formulario incluía un espacio en el que los funcionarios podían expresar su opinión libremente acerca de la repuesta sindical a la bajada de salarios llevada a cabo por el Gobierno de Zapatero. ECA ha tenido acceso a estos documentos. Estas son las reflexiones más significativas: Para comenzar ningún sindicato que recibe un euro del gobierno me parece creíble, no son más que estómagos agradecidos. Un país con casi 5 millones de parados es una bomba de relojería, y ninguno habéis dicho nada, yo soy funcionaria, pero ante todo soy PERSONA, y como tal me duele ver que alguien (y lo vi) no puede pagar la comida en el super, si no habéis sido capaces hasta ahora de salir a la calle y clamar contra un gestor tan nefasto que va a hacer bueno a Fernando VII, no merecéis mi respeto. Todos sabemos que estas medidas se toman tarde y mal, lo que tenía que hacer este señor, (presidente le viene grande a casi cualquier político actual) es suprimir tanto Mº fantasma, dejar de convocar plazas (todos sabemos que sobramos, pero vosotros calladitos), llevan meses con una campaña mediática para buscar el aplauso del público cuando hablen de bajarnos el sueldo, y ¿queréis convocar una huelga? ¿Quién os creerá? ¿Qué pasa mi sueldo es más importante que el de un trabajador cualquiera? Seamos sensatos, hace un mes los convocantes de la huelga convocaban manifestaciones de apoyo a Garzón y no se acordaban de los parados, claro estos son menos mediáticos. Un saludo. EL CIUDADANO PIENSA SÓLO EN AQUELLOS "ANTIPÁTICOS DE VENTANILLA", PERO ESTÁN TODOS LOS DILIGENTES Y OTROS CUERPOS (TÉCNICOS) FUNDAMENTALES PARA EL FUNCIONAMIENTO DEL ESTADO. El PROBLEMA ES DE ORIGEN POLÍTICO, TENEMOS UNA ESTRUCTURA DE ESTADO INSOSTENIBLE, DICHO EN ROMAN PALADINO: SI EL ÁRBOL ENFERMA HAY QUE PODAR RAMAS NO ARRANCAR LAS HOJAS. Las manifestaciones callejeras y pancarteras delante de los servicios públicos no valen PARA NADA. Yo estaría dispuesto a PARAR TODA LA ADMINISTRACIÓN PUBLICA de forma indefinida hasta que retiren las medidas anunciadas, aunque me cueste el salario de tres meses. Lo demás es parafernalia sindical, para justificar la existencia de los sindicatos. Asimismo, la encuesta incluye un informe que contrasta la subida del IPC con el descenso del sueldo a los funcionarios. Consulte aquí este tríptico.