Lunes 25/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

Los trabajadores expedientados de Metro aseguran que no habrá más paros porque “eso perjudica a los ciudadanos"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El conflicto entre los sindicatos convocantes de la huelga de Metro y la dirección de la empresa se mantiene latente. El asunto llegará finalmente a los juzgados tras no prosperar ayer el acuerdo en el acto de conciliación por la demanda de la compañía contra el comité de huelga. Los representantes de los trabajadores exigen una reunión con la dirección y no tienen previstos nuevos paros en el suburbano. En el encuentro de ayer, celebrado en el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC) de Madrid, varios representantes legales de la compañía se reunieron con los cinco sindicatos del suburbano madrileño (Sindicato de Conductores, CC.OO., UGT, Sindicato Libre y Solidaridad Obrera) para lograr un principio de acuerdo y evitar pasar a la acción judicial. También estuvieron presentes los 11 integrantes del Comité de Huelga para intentar llegar a un acuerdo sobre la demanda interpuesta por Metro en la que pide que la huelga del 29 y 30 de junio sea declarada "ilegal", así como una indemnización de 6,5 millones de euros en concepto de daños y perjuicios. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, los servicios jurídicos de los cinco sindicatos convocantes de los paros del pasado mes de junio ya se han puesto a trabajar para intentar desmontar en los tribunales las acusaciones vertidas por Metro de Madrid. Fuentes sindicales a las que ha tenido acceso ECA explican alguna de las "lagunas" contenidas en la demanda. Entre ellas, los sindicatos consideran "ilógica" la reparación de daños y perjuicios que se les exige mediante el pago de 6,5 millones de euros. Una cantidad que la compañía considera que debe ser abonada por los convocantes por los trastornos "derivados del ejercicio ilegal o abusivo del derecho de huelga". Por otro lado, Metro también culpa a los representantes de los trabajadores de no respetar el derecho a la educación de los madrileños. Un argumento que los sindicatos también intentarán desmontar ante el juez cuando se celebre el juicio, ya que "los paros tuvieron lugar una vez finalizado el periodo escolar", recuerdan. Las mismas fuentes añaden que han recibido más de 1.000 expedientes disciplinarios por parte de la empresa en los que se cuestiona a los trabajadores sobre el motivo de la ausencia a su puesto de trabajo los días de los paros. No obstante, según las fuentes consultadas, también se está incluyendo entre los "huelguistas" a empleados que se encontraban de permiso o de baja durante aquellas dos jornadas. Los sindicatos han solicitado una reunión "inmediata" con la dirección del suburbano madrileño para exigir una explicación sobre la demanda interpuesta el pasado 17 de julio. Una acción que los sindicatos dicen "no entender", al dar "por cerrado" el conflicto tras el acuerdo firmado el pasado 17 de julio entre dirección y trabajadores.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·