Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Murcia

El ‘Disneyland’ español prometido por Valcárcel se convierte en un fiasco. La falta de inversores impide la construcción de un macro parque temático de la Paramount

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El pasado mes de febrero, el presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, regresó de Dubai con un contrato "histórico" para la región: el dirigente autonómico y el director de Paramount Pictures, Michael Bartock, acordaron construir en la ciudad el mayor parque temático de España. El proyecto, planteado como el 'Disneyland' español, está paralizado por falta de inversores. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, desde que se dio a conocer la iniciativa a la opinión pública, el Gobierno murciano no ha recibido ninguna llamada de empresarios interesados en participar en el proyecto. "Hasta la fecha, no hemos logrado ningún tipo de inversión privada". Estas palabras pertenecen a una voz autorizada del Ejecutivo autonómico, que añade: "en Dubai se nos dejó claro que tan importante era el apoyo institucional como la inversión privada, por lo que ahora sólo nos queda esperar". La misma fuente, consultada por este confidencial, reconoce que "ahora mismo, el proyecto está totalmente estancado. No hemos avanzado nada en cuatro meses, aunque confiamos conseguir los requisitos planteados por la Paramount". La productora norteamericana eligió la Región de Murcia para desembarcar en Europa con la construcción del mayor parque temático y de ocio de España, con el objetivo de competir directamente con Disneyland París. Paramount Pictures pretendía instalar unos estudios cinematográficos para centralizar todas sus obras en Europa. La empresa ya tiene parques temáticos similares en Estados Unidos (cuatro en total), Hong Kong y Sudáfrica (éste último todavía en construcción). Desde el Gobierno murciano esperan que la falta de financiación no frustre el proyecto conjunto que tienen firmado con los norteamericanos.