Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Murcia

“No hay dinero”. El Gobierno de Murcia descarta invertir en Polaris World para evitar el concurso de acreedores

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Una semana después de conocerse la situación de quiebra económica por la que atraviesa el grupo inmobiliario Polaris World, que podría conducir a la empresa hacia una suspensión de pagos, el Gobierno de Murcia, presidido por el 'popular' Ramón Luís Valcárcel, ha decidido no realizar ningún tipo de inyección económica a la compañía. El pasado jueves, el dirigente autonómico quiso expresar la postura de su equipo frente a la crisis de Polaris World: "Admitimos nuestra preocupación, pero confiamos en que "al final se resuelva la situación porque siempre se ha ido resolviendo". Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, las palabras de ánimo de Valcárcel serán el único apoyo que reciba el grupo inmobiliario del Gobierno de Murcia, ya que las cuentas de la administración no permiten ningún tipo de concesión económica: "no hay dinero para estas cosas", comenta una voz autorizada del Ejecutivo autonómico. La misma fuente, consultada por este confidencial, explica que "el problema es de la empresa y son ellos los que lo tienen que solucionar. La deuda de 450 millones la conocen desde hace casi un año, y no han hecho nada para subsanarla. Es una pena porque es indudable que Polaris World es un impulso extraordinario para la economía y el turismo de la Región, pero no podemos hacer nada". Estas palabras contrastan con la reunión que mantendrá hoy el consejero Salvador Marín con el empresario José Ramón Carabante, para refrendar el convenio de patrocinio de la Región de Murcia al equipo de Fórmula 1 Campos Meta, con un coste de 9 millones de euros para el Gobierno autonómico. Dicho acuerdo es el punto de partida de un proyecto que podría llevar el mundial de la F-1 a la comunidad autónoma, lo que supondría un coste mucho más elevado para la Región. Así las cosas, el grupo Polaris World deberá negociar la deuda con sus acreedores, en un plazo de tres meses, para evitar que la empresa se declare en suspensión de pagos.