Martes 26/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Murcia

La dirige el portavoz de Podemos, Óscar Urralburu

El sucesor de Pedro Antonio Sánchez vicepreside la comisión que investiga el caso que desató la dimisión

Fernando López Miras es el número dos del órgano que audita las responsabilidades políticas en las irregularidades de la construcción del Auditorio de Puerto Lumbreras

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pedro Antonio Sánchez presentó su renuncia a seguir al frente del gobierno de la Región de Murcia un día antes de que comenzara a debatirse en la Asamblea la moción de censura contra él presentada por el PSOE. Como sucesor ha señalado al joven diputado Fernando López Miras.

Fernando López Miras (derecha), en un acto con Pedro Antonio Sánchez. Fernando López Miras (derecha), en un acto con Pedro Antonio Sánchez.

Tras más de un mes de presiones por parte de sus socios de Ciudadanos cuando fue llamado a declarar ante el juez como imputado, Pedro Antonio Sánchez tiró este pasado martes 4 de abril la toalla y presentó su dimisión. El objetivo era desactivar la moción de censura que apoyaban PSOE, Podemos y Ciudadanos, y que habría desalojado al PP del gobierno murciano.

Pedro Antonio Sánchez reunió a su Consejo de Gobierno para comunicarles la decisión. Compareció arropado por sus consejeros para anunciar esta decisión, que dijo que tomaba para evitar “un tripartito PSOE-Podemos-Ciudadanos” que habría sido “nefasto” para los ciudadanos de la región, según dijo.

Después se trasladó a la sede regional del partido. Ante el vicesecretario de Organización del PP nacional, Fernando Martínez-Maíllo, anunció que como candidato a sucederle en el gobierno de Murcia sería propuesto Fernando López Miras, un joven diputado regional de 33 años de la confianza de Sánchez y al que éste colocó recientemente como coordinador territorial del Partido Popular regional en el reciente congreso.

López Miras entró en la Asamblea de Murcia en el año 2011, y actualmente era secretario segundo de la Mesa del parlamento autonómico y también ocupaba el cargo de portavoz del Grupo Popular en la Comisión de Economía, Hacienda y Presupuesto.

Pero, además, quien será el nuevo presidente de Murcia -ya que Ciudadanos se ha avenido a renegociar con él el pacto roto con Sánchez- tenía algún otro papel: por ejemplo, era vicepresidente de la Comisión Especial de Investigación sobre el Auditorio de Puerto Lumbreras, es decir, el caso que provocó la ruptura del pacto PP-C’s y ha terminado desembocando en la dimisión de Pedro Antonio Sánchez.

Vicepresidente... pero contrario a algunas decisiones

Fue el pasado 6 de marzo cuando Pedro Antonio Sánchez declaró como imputado (“investigado” es el término actual) por cuatro presuntos delitos que el magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Murcia (TSJM) Julián Pérez-Templado considera que habría cometido en el proyecto de adjudicación y construcción del Auditorio de Puerto Lumbreras, municipio del que Sánchez fue alcalde.

A este asunto se han unido los supuestos delitos por los trabajos que Sánchez habría encargado a personas relacionadas con la llamada trama Púnica para limpiar su reputación online en la carrera por suceder a Ramón Luis Valcárcel como candidato en las elecciones autonómicas de 2015.

La comisión de investigación sobre este auditorio de Puerto Lumbreras se formó al inicio de esta legislatura, en julio de 2015, impulsada por PSOE, Podemos y Ciudadanos. Fue designado como presidente el portavoz de Podemos, Óscar Urralburu, y en el reparto de cargos se eligió como vicepresidente a Fernando López Miras.

El que será ahora presidente de Murcia ha participado durante meses en los trabajos de esta comisión de investigación, si bien no se ha librado de polémicas. Por ejemplo, en noviembre de 2015 protestó enérgicamente porque la Comisión Especial de Investigación sobre el Auditorio de Puerto Lumbreras decidiera hacer una visita en persona a esta obra inconclusa y supuestamente corrupta en plena precampaña de las elecciones generales de 2015.

López Miras acudió a la visita junto a Óscar Urralburu y a Miguel Sánchez, secretario de la comisión y portavoz de Ciudadanos que ha protagonizado la ruptura con Pedro Antonio Sánchez. El entonces vicepresidente dijo que habían dado un “espectáculo lamentable” al programar la visita a tres días de comenzar la campaña para los comicios a Cortes Generales, y dijo que PSOE, Ciudadanos y Podemos estaban usando la Asamblea regional y esa comisión “al servicio de sus intereses particulares y electorales”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·