Martes 17/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Muy Confidencial

Las dependencias del gobierno de Melilla, a oscuras

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

"Cortado por impago". Decenas de funcionarios se encontraron con un cartel así en sus centros de trabajo la semana pasada. La empresa Gaselec dejó sin electricidad los edificios de Hacienda, Bienestar Social y Sanidad, la Casa de la Juventud, el campo de golf, las oficinas del Registro y la Residencia de Estudiantes por un impago de las facturas de octubre, noviembre y diciembre. La compañía ya había avisado con una semana de antelación. Mientras Gaselec asegura que la deuda del gobierno melillense es de 1,8 millones de euros, desde la consejería de Economía aseguran que, de esa cantidad, ya han vencido 600.000 euros. Además, han acusado a la empresa de "abusar de una situación de privilegio", ya que es la única distribuidora de electricidad en la ciudad. Al margen de la guerra abierta entre gobierno y empresa, la estrategia del apagón sí le funcionó a Gaselec: al día siguiente, la administración local pagó 725.000 euros de facturas pendientes.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·