Jueves 08/12/2016. Actualizado 20:22h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Navarra

El consejo de Ayesa a los empresarios que acaban de recibir cartas de ETA: “No os pongáis en contacto con la banda”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

José Manuel Ayesa, presidente de la Confederación de Empresarios de Navarra, denunció recientemente la llegada de una nueva remesa de cartas de ETA pidiendo el llamado “impuesto revolucionario”. El consejo del dirigente empresarial a los destinatarios de estas misivas es muy claro: “No os pongáis en contacto con la banda”. En declaraciones a “De Costa a Costa”, en Punto Radio, Ayesa explicó el por qué de esa recomendación: “Los que muestran debilidad, son los que después resultan más perseguidos por ETA”. De acuerdo con los datos que tiene, la banda terrorista manda sus cartas de extorsión de una forma aleatoria, aunque ahora ha incrementado el número de destinatarios. Se ha pasado de unos doscientos a más de tres millares. Según sus palabras, “al que le toca, le toca”. De ahí también el consejo de que no intenten contactar con los terroristas, porque entonces individualizan su caso. La patronal navarra es la única que sistemáticamente denuncia la llegada de nuevas cartas a empresarios, algo que no hacen las patronales vascas. Ayesa justifica por qué: Cuando se cuenta, las personas que han recibido la amenaza, que quizá creían que eran ellos los únicos amenazados, saben que hay muchos más. “Cuando llega una carta, esa persona se siente sola; por eso, le da cierta tranquilidad saber que no es el único, y que otros más sufren lo mismo que él”. La decisión de denunciar públicamente esos envíos cada vez que se producen fue un acuerdo adoptado hace ocho años por la Confederación de Empresarios de Navarra, y ese acuerdo se ha mantenido vivo desde entonces. Ayesa se mostró partidario de la ilegalización de partidos vinculados a ETA, como Iniciativa Internacionalista, entre otras cosas porque, al ser legales, tienen acceso a los censos electorales, y pueden cruzar datos que sirvan a quienes mandas cartas de extorsión.