Jueves 24/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Navarra

La Guardia Civil arregla la caldera de un agente enfermo que no tenía ni calefacción ni agua caliente

Navarra

La comandancia de Navarra le había negado la obra por falta de liquidez. La Dirección General tomó cartas en el asunto tras la última Comisión de Riesgos Laborales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Uno de los agentes destinados a un puesto de la Guardia Civil en Navarra llevaba meses pasando su particular calvario. No sólo sufre leucemia crónica, sino que además él y su familia llevaban meses sin calefacción ni agua caliente en el cuartel por una avería en su caldera. La primera respuesta de sus superiores fue que no había dinero para arreglar el problema.

El director de la Guardia General, Arsenio Fernández de Mesa, en el cuartel de Valdemoro. El director de la Guardia General, Arsenio Fernández de Mesa, en el cuartel de Valdemoro.

Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, la situación personal de este guardia civil -que tiene dos hijos menores de edad- se complicó el pasado mes de diciembre: la caldera de su vivienda en el cuartel se averió.

El agente le pidió a la Comandancia de la Guardia Civil en Navarra que le repararan la caldera, ya que en su estado de salud le perjudicaba especialmente esta incidencia.

Sin embargo, la respuesta de la Comandancia fue negativa: en ese momento era imposible sufragar el gasto de la reparación de la caldera. El problema se solucionaría cuando hubiera disponibilidad presupuestaria.

El asunto llegó a la Comisión de Riesgos Laborales

Las fuentes de la Guardia Civil consultadas por ECA explican que a pesar de la respuesta de la Comandancia de Navarra, el problema de este guardia civil enfermo llegó a la Comisión de Riesgos Laborales de la Benemérita, donde las asociaciones del cuerpo y los mandos de la Dirección General se reúnen para valorar precisamente asuntos relacionados con los agentes y sus condiciones de trabajo.

Cuando la Unión de Guardias Civiles planteó el problema de este agente, desde la Dirección General del Instituto Armado sí que se mostró interés por tratar de solucionarlo. Según explican a El Confidencial Autonómico personas conocedoras del tema, los mandos de la Guardia Civil se comprometieron a tomar cartas en el asunto.

De hecho, pocos días después de que la queja de este agente destinado en Navarra llegara a la Comisión de Riesgos Laborales se presupuestó el dinero necesario para reparar la caldera en la vivienda del puesto en el que está destinado este agente, para tratar de aliviar así la situación del guardia civil enfermo de leucemia y para que ya tenga agua caliente y calefacción.

ECA ha podido saber que el 5 de julio ya se arregló el problema: se le instaló una caldera nueva a este agente para que así ya pudiera tener agua caliente y calefacción.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·