Miércoles 18/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Navarra

Horizonte: octubre de 2013. Las fuerzas políticas de Navarra trabajan ya con la vista en una convocatoria de elecciones anticipadas el próximo otoño

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La posibilidad de un adelanto electoral lleva varios meses acechando a Gobierno y oposición en Navarra. La alianza de la presidenta Yolanda Barcina (UPN) con el Partido Popular no parece sostenible después de algo más de un año, pero socialistas y nacionalistas tampoco dan el paso para presentar una moción de censura. La previsión con la que se trabaja ahora es la de una convocatoria de elecciones anticipadas en octubre.

No va a haber moción de censura para Yolanda Barcina, presidenta de la Comunidad Foral de Navarra. Entre los partidos con representación en Navarra no hay un nivel suficiente de acuerdo para sustituir el Gobierno de Unión del Pueblo Navarro (UPN) sin que haya que convocar elecciones. Según las fuentes consultadas por El Confidencial Autonómico, éstas probablemente tendrán lugar en octubre de 2013.

El Gobierno de Yolanda Barcina, de UPN, cuenta con un apoyo similar al que tienen Artur Mas en Cataluña o Íñigo Urkullu en el País Vasco, cercano al 37%.Esa minoría les permite sacar adelante algunas leyes y dejar de tramitar otras en el Parlamento”, indican desde el entorno del Ejecutivo navarro.

El partido que gobierna, UPN, está supeditado a llegar a acuerdos para sacar adelante sus propuestas y muchos de esos pactos no han funcionado. Los populares navarros han actuado como socios de Gobierno para UPN a menudo, pero reconocen que en ocasiones “la alianza no parece sostenible a largo plazo”.

Sin moción de censura

Por otra parte, el bloque opositor no prevé que se pueda sacar adelante una moción de censura. Los socialistas del PSN y los nacionalistas (Aralar y Nafarroa Bai) trabajan ahora con el horizonte de una convocatoria de elecciones anticipadas en busca de mayores apoyos.

No hay acuerdo suficiente entre la oposición para sacar a Barcina del Gobierno sin elecciones de por medio”, han declarado recientemente fuentes del grupo independentista Aralar.

Para ilustrar el modo en el que funciona hoy el Gobierno foral, desde el Partido Popular navarro explican que “ahora mismo mantenemos los mismos presupuestos del año pasado porque ha sido imposible sacar adelante una votación para proponer unos nuevos”.

Crisis de Gobierno y partido

Mientras, en Unión del Pueblo Navarro se preparan para el congreso que tienen previsto celebrar en marzo. Aunque oficialmente apenas se hacen comentarios, algunas fuentes aseguran que existe “una fuerte crisis interna” dentro del partido regionalista.

Se prevé que tras la próxima reunión entre la presidenta de UPN y su vicepresidente, Alberto Catalán, se hagan públicos algunos detalles de la ‘hoja de ruta’ que se discutirá en ese próximo congreso. Todo apunta a que Catalán se está convirtiendo en el ‘hombre fuerte’ de UPN.

Gran parte de responsabilidad en el desgaste de Barcina y su equipo viene de la gestión de Caja Navarra. La comparecencia de la presidenta ante el Parlamento este martes no ha sido suficiente para esclarecer los puntos oscuros de la desaparición de esta entidad bancaria.

Un juzgado de Pamplona está investigando desde comienzos de febrero el proceso de integración de Caja Navarra en Banca Cívica y su posterior absorción por Caixa Bank. En este proceso están citados a declarar el ex presidente de Navarra entre 1996 y 2011, Miguel Sanz (UPN), y el ex director de Caja Navarra, Enrique Goñi, entre otros.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·