Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Navarra

El PP de Navarra aprovechará el apoyo de UPN a Zapatero en el ‘tijeretazo’ para desgastar a su rival: "son aliados del PSOE"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El pasado jueves, el Gobierno sacó adelante en el Congreso de los Diputados el 'tijeretazo' impulsado por Zapatero gracias a la abstención de CiU, Coalición Canaria y Unión del Pueblo Navarro. El PP de la Comunidad Foral aprovechará la postura del partido que preside Yolanda Barcina como arma electoral. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, la intención de los 'populares' es transmitir que UPN ha traicionado a sus votantes al demostrar que son aliados del PSOE y no una alternativa a los socialistas, tal y como se definieron en los últimos comicios. "Está claro que hay un número mayoritario de seguidores de UPN que no aceptan la estafa que está perpetrando Miguel Sanz", afirma una voz autorizada del PP en Navarra, que añade: "si la gente eligió a Unión del Pueblo Navarro en 2007 fue para hacer frente a los socialistas y a Zapatero, no para ser su felpudo". La dirección del PP en la Comunidad Foral se ha marcado una estrategia clara: alejarse en todo lo posible de UPN. Los 'populares' descartan llegar a acuerdos post-electorales con el partido regionalista, hipótesis vista con buenos ojos por Miguel Sanz. El actual presidente de Navarra ha sido noticia los últimos días después de protagonizar una airada discusión con la presidenta de su partido, Yolanda Barcina. Según explican a este confidencial, "Sanz amenazó con dimitir si ella no se plegaba a sus exigencias de favorecer con su voto al Gobierno de Zapatero". La crisis interna en el seno de UPN es manifiesta: mientras Barcina ha hecho campaña en Madrid para contactar con diputados del PP, Miguel Sanz ha asegurado que el futuro de UPN durante la presente legislatura debe estar ligado al Partido Socialista en Navarra. Para el PP, esa brecha "existe", aunque también está siendo explotada desde el Gobierno Foral como 'cortina de humo': "nos consta que el encontronazo entre Sanz y Barcina es real, y la tensión entre ambos es más que evidente. Sin embargo, pensamos que la polémica puede ser una distracción para que no nos fijemos en el fondo, el apoyo inexorable de UPN a Zapatero".