Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Pais Vasco

La vuelta al mar de los marineros del ‘Alakrana’ secuestrados en aguas somalíes: partirán de Seychelles o Puerto Diego con nuevo patrón y cuatro compañeros menos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Dentro de tres días llega la fecha marcada en rojo por los dieciséis marineros españoles que fueron secuestrados por piratas somalíes en octubre de 2009. Después de cuatro meses de vacaciones, el próximo domingo 21 los tripulantes del 'Alakrana' volverán al mar, pero echarán en falta a su antiguo patrón y a otros cuatro compañeros, que no se han recuperado a tiempo de los problemas psicológicos ocasionados por el rapto. Tal y como adelantó El Confidencial Autonómico -véalo aquí-, ocho de los dieciséis pescadores españoles contactaron con la empresa armadora del atunero, Echebaster Fleet, para comunicar su intención de solicitar la baja psicológica: "tienen ataques de ansiedad e insomnio", explicó una voz autorizada del armador. Sin embargo, según ha podido saber este confidencial, sólo la mitad de ellos han conseguido convencer al médico de sus traumas, por lo que cuatro deberán volver al trabajo este domingo. Desde el armador sostienen que "los que vuelven, lo hacen en perfectas condiciones, y estamos convencidos de que no habrá ningún problema y la vuelta al mar se produzca con total normalidad". Echebaster Fleet aún no tiene decidido el puerto de partida de los marineros del 'Alakrana', pero una voz autorizada del armador adelanta a ECA que el atunero saldrá "desde Seychelles o Puerto Diego, en la bahía de Diego Suárez en Madagascar". Sin respuesta de la aseguradora La misma fuente explica a este diario que la empresa "aún no ha recibido ninguna respuesta al informe de daños presentado a la aseguradora". El mes pasado, los abogados y peritos del armador concluyeron dicho documento, en el que se pide a la compañía de seguros una doble compensación: una por los días que el barco estuvo sin faenar y otro por los desperfectos que sufrió el buque.