Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Pais Vasco

Arantza Quiroga afirma que la oposición a Munilla le ha causado “una tristeza tremenda” y apunta que “es difícil ser católico en el País Vasco”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La presidenta del Parlamento vasco, Arantza Quiroga, no ha querido mantenerse al margen del escándalo generado después de que un nutrido grupo de párrocos vascos se haya pronunciado en contra del nombramiento del nuevo obispo de Guipúzcoa, Monseñor Munilla. "Es lo que está latente aquí, algunos ya habíamos dicho que es difícil ser católico en el País Vasco". Con estas palabras se ha referido Quiroga a la carta de los párrocos de Guipúzcoa contra el nuevo obispo de San Sebastián, Ignacio Munilla. A la socialista le parece "curioso" el hecho de que no hayan remitido la carta al Vaticano y sí lo hayan hecho a los medios de comunicación. Polémicas al margen, la presidenta del Parlamento vasco ha querido ensalzar la figura de Monseñor Munilla, al que ha definido como "una persona joven, algo que en el País Vasco y en Guipúzcoa hacía tiempo que no veíamos. Y un sacerdote que dice lo que predica la Iglesia. El problema es que lo que dice no le gusta al PNV". Sobre el partido nacionalista, y sus raíces católicas, Quiroga ha recordado que "Arzallus opinaba sobre todos los obispos. Y también decía de monseñor Blázquez Anasagasti, porque no sabía euskera, que loro viejo ya no aprende nada. El PNV ha querido tutelar absolutamente todo, incluida la Iglesia vasca. La reacción de estos sacerdotes es la que de alguna manera todos esperábamos".