Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Pais Vasco

Caja Vital apuesta ahora por la fusión de cajas vascas, pero BBK y Kutxa lo rechazan

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tras dos intentos fallidos de fusión de las tres cajas vascas –BBK, Kutxa y Vital-, la crisis y la llegada de Patxi López a la lehendakaritza parecían haber desterrado cualquier posibilidad de integración a medio plazo. Ahora, Vital vuelve a la carga, pero en BBK y Kutxa no están por la labor. “Es el PNV el que boicotea”, aseguran desde la caja alavesa. Caja Vital ha sido históricamente el principal escollo que se les ha presentado a las tres cajas vascas para llevar a buen puerto su integración para crear la 'Gran' Caja Vasca, un proyecto que lleva más de una década entre las prioridades del PNV. Pero si ha habido un obstáculo en los años del gobierno de Ibarretxe, y antes de Arzalluz, ha sido el electorado alaves. Con un PP y un PSE muy arraigados en la población, el debate político se traslado también a la caja de ahorros regional, en el que ha sido difícil mantener un balance equilibrado en la asamblea general, que dio al traste con los planes en dos ocasiones. Ahora, a través de su presidente, Gregorio Rojo -hermano del presidente del Senado-, Vital vuelve a la carga. Y lo hace a través de una carta abierta a todos los medios de comunicación en la que explica que, ante la actual coyuntura económica, lo "mejor" sería "unir fuerzas" para ganar en competitividad.

Sin embargo, la iniciativa de Rojo no ha tenido calado entre las otras dos cajas. Y desde el PNV, lo respaldan públicamente, argumentándose en las difíciles condiciones actuales. Pero también hay motivos políticos. Fuentes de la vizcaína BBK aseguran a El Confidencial Autonómico que "en estos momentos no habrá fusión, y parece que seguirá así por mucho tiempo".

No han querido precisar más, pero dan por cerrado el diálogo. Algo similar ocurre en la Kutxa. Pese a que por vía oficial no se quiere valorar este ofrecimiento, lo cierto es que las sensaciones son similares a las que ofrecen desde Bilbao.

El propio Patxi López ha admitido el 'freno de mano' que han aplicado en Bilbao y San Sebastián. "Álava parece que quiere ir más deprisa, pero las otras dos quieren dedicar este año a combatir y consolidar su situación y después empezar con tranquilidad a hablar de proyectos de fusión", dijo el lehendakari la semana pasada en Madrid.

El Confidencial Autonómico se ha puesto en contacto con una fuente directa y relevantemente involucrada en la fusión, que en su día se opuso al considerar los planes de integración "una invasión del PNV en Álava". Según su visión, el problema ahora radica en que el Partido Nacionalista Vasco no quiere fusionar las cajas "con las reglas del PSE. Ahora son ellos quienes están boicoteando el proceso" asegura.