Viernes 18/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Pais Vasco

El alcalde es del PNV

Disputa por la placa en homenaje al último asesinado por ETA en el País Vasco

País Vasco

El ayuntamiento de Arrigorriaga pretende retirar el letrero que recuerda al policía nacional Eduardo Puelles

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Malestar entre los vecinos del Arrigorriaga tras la intención del consistorio local de quitar una placa instalada en homenaje a Eduardo Puelles, policía asesinado por la banda terrorista ETA el 19 de junio de 2009.

Placa en homenaje a Eduardo Puelles Placa en homenaje a Eduardo Puelles

Los familiares de la víctima instalaron esta distinción sobre un macetero que pusieron ellos mismos tras su asesinato. Ahora, el ayuntamiento pide retirar la mención por estar en suelo público.

Tal como pudo saber El Confidencial Autonómico, la placa no está instalada como tal en la vía pública sino en el macetero que se colocó hace seis añostras su asesinato para rendirle memoria.

El Ayuntamiento pide su retirada. Los amigos y familiares alegan que si la placa ha sido instalada en un macetero que lleva seis años allí y nunca dijeron que había que retirarlo, eso manifestaría que no es tanto porque esté instalado en la calle ya que nadie pidió quitarlo cuando fue ubicado el macetero, según explican, sino por rendir homenaje a una víctima de la banda ETA.

La placa está instalada sobre el macetero que fue colocado en el mismo lugar del parking donde falleció. Los familiares le rindieron así homenaje a la que fue la última víctima de ETA ante el inmovilismo –a su parecer- de las autoridades municipales para rendirle memoria.

El gobierno del PNV prometió poner su nombre a una plaza

El alcalde de esta localidad de Vizcaya es Asier Albizua, del Partido Nacionalista Vasco. Tras el reciente sexto aniversario del asesinato del policía el pasado 19 de junio, la polémica ha comenzado poco después de ser estrenado el nuevo equipo de gobierno. Cuando fue asesinado la alcaldía ya estaba en manos del PNV y prometió poner el nombre de Eduardo Puelles a una plaza. Un compromiso que jamás ha ocurrido.

El policía nacional fue la última víctima asesinada por ETA. Eudardo Puelles era jefe de Grupo de Vigilancias Especiales de la Brigada de Información. La banda terrorista lo asesinó con una bomba lapa en su vehículo que se encontraba aparcado cerca del domicilio del agente. La bomba contenía entre 1,5 y 2 kilogramos de explosivo.

Cuando fue asesinado, Puelles tenía 49 años, estaba casado y tenía dos hijos. Había dedicado 16 años de su vida a la lucha contra el terrorismo de ETA.


“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·