Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Pais Vasco

El entorno de ETA reduce drásticamente los actos callejeros y sus apariciones públicas para impedir ser fotografiados y fichados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Así lo reflejan varios informes elaborados por las Fuerzas de Seguridad y a los que ha tenido acceso El Confidencial Autonómico. Hay menos manifestaciones violentas y menos actos callejeros. Y eso se debe a que se quiere evitar dar la cara, evitar ser fotografiados y fichados por los servicios de Información, y pasar a la ‘ilegalidad’. Esta conclusión, como decimos, ha sido obtenida después de estudiar la ‘desaparición’ paulatina de las calles de estos militantes proetarras que, probablemente, podrían pasar en un futuro cercano a formar parte de la banda terrorista. Lo que se quiere es seguir permaneciendo en la ‘legalidad’, es decir, que no estén fichados por la Guardia Civil. Una de las situaciones que más han llamado la atención a los expertos de la lucha antiterrorista tuvo lugar durante las pasadas Navidades. Tradicionalmente, los simpatizantes proetarras aprovechaban las cabalgatas del día de Reyes para lanzar sus proclamas. Disfrazados con monos blancos y con caretas, solían detener el paso de las carrozas en algunas localidades del País Vasco para colocar y hacer visibles, entre otros, carteles de ‘Euskal Presoak’. Este año, en cambio, no ha habido tales manifestaciones. La Ertzaintza, que en otras ocasiones ha tenido que intervenir para disolverlos, este año no ha tenido que implicarse. Fuentes de la lucha antiterrorista consultadas por este confidencial explican que la ‘desaparición’ de las calles de los proetarras “no es buena”. El hecho de que se escondan tanto, indican, podría implicar que se van a ‘echar al monte’, en referencia a que podrían pasar a engrosar las listas de pistoleros.