Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Pais Vasco

Eduardo Puelles, el Policía Nacional asesinado en Bilbao, alertó sobre un inminente atentado de ETA

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Eduardo Antonio Puelles García, la última víctima mortal de ETA, sabía que ETA iba a cometer un atentado de forma inminente. El inspector jefe del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) advirtió a sus agentes que la banda terrorista estaba moviéndose en la zona de Vizcaya. Puelles era un experto en la lucha antiterrorista. A sus 49 años contaba con una larga experiencia en la materia. Como máximo responsable de grupo de la Brigada de Información de Policía en Bilbao conocía al detalle todos los movimientos y objetivos de ETA. Incluso, él sabía que podía ser uno de ellos. Según ha podido conocer El Confidencial Digital, el policía asesinado por ETA transmitió hace unos días a los agentes que tenía a su orden la siguiente información: Esperamos un atentado inminente. Va a haber algo, y gordo. Estaros alerta porque hemos detectado movimientos. Puelles alertó así a sus agentes de calle de la posibilidad de que ETA acabara con la vida de alguno de sus objetivos en estos días. La banda terrorista había avisado de que antes del verano iba a 'pasar a la acción' tras un periodo de reflexión interna. Y el verano comienzó el sábado. Sus peores sospechas se confirmaron. La primera alarma en las fuerzas de seguridad saltó el pasado miércoles, cuando un grupo de universitarios simuló el secuestro de una persona en Getxo. Los estudiantes le introdujeron en el maletero de un vehículo y los vecinos llamaron asustados a la Ertzaintza. Todo era una película -ver noticia-. Sólo unas horas más tarde, ETA acabó con la vida de Eduardo Antonio Puelles -vea aquí cómo fue el atentado-.