Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Pais Vasco

Los agentes de la Ertzaintza que cargaron contra una manifestación abertzale en Anoeta, absueltos después tres años de juicios. Vea dentro el video de la actuación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La manifestación en la que ocurrieron los hechos tuvo lugar el 6 de enero de 2007 en los alrededores del estadio de Anoeta, en San Sebastián. Convocados por la izquierda abertzale, miles de personas se enfrentaron a la Ertzaintza. Los agentes tenían la misión de disolver la concentración, ya que estaba expresamente prohibida por la Audiencia Nacional. Aquel sábado 6 de enero de 2007, la policía autonómica vasca estaba en alerta por la celebración de una nueva jornada de liga. El partido de Anoeta, de máximo riesgo, enfrentaba a la Real Sociedad con el Osasuna de Pamplona. La afinidad abertzale de los ultras de ambos equipos es de sobra conocida, y eso caldeó aún más el ambiente de la manifestación. La concentración fue convocada por Juan María Olano, ex dirigente de Askatasuna, y rápidamente fue prohibida por la Audiencia Nacional. Sin embargo, a la hora de la convocatoria, miles de personas se agolpaban frente al estadio e increpaban a los integrantes de la Brigada Móvil de la Ertzaintza. Pronto comenzaron los incidentes. Cuando los agentes allí desplegados recibieron la orden de cargar contra los manifestantes, sucedió lo habitual: Lanzamiento de objetos y piedras, contenedores ardiendo y decenas de alborotadores detenidos. Las cámaras de televisión que cubrían el evento captaron imágenes de los ertzainas golpeando a algunos de los manifestantes. La conmoción social llegó a través de unas imágenes difundidas por los medios de comunicación en las que se veía a media docena de agentes cargando contra un joven presuntamente inocente que se escondía tras una estatua cercana. La consejería de Interior, por aquel entonces en manos del peneuvista Javier Balza, abrió una investigación a los agentes y les imputó una "falta grave". Tres años después, según ha podido saber El Confidencial Autonómico, la Consejería de Interior vasca ha cerrado el expediente y absuelto de la 'falta grave' a los agentes del Grupo B de la Brigada Móvil de la Ertzaintza que participaron en la operación. Vea el vídeo de la actuación pinchando aquí