Domingo 19/02/2017. Actualizado 18:30h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Pais Vasco

Como homenaje a quienes lucharon “contra los imperialistas”

Marcha en Galdácano (Vizcaya) para recordar la fundación del pueblo frente a Castilla

La Fundación Nabarralde colocará dos monolitos conmemorativos de la creación de este núcleo de población para defender en reino de Navarra

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El 3 de diciembre se celebra la fiesta de San Francisco Javier, patrón de Navarra, y también el día del euskera. Esa fecha la ha elegido la Fundación Nabarralde, dedicada a recuperar la memoria del antiguo reino de Navarra, para organizar un acto en recuerdo de la creación del municipio de Galdácano.

Galdácano (Vizcaya). Galdácano (Vizcaya).

Si la mayoría de los nacionalistas vascos aspiran a crear un estado con el nombre de Euskal Herria que agrupe el País Vasco, Navarra y el suroeste de Francia, la Fundación Nabarralde promueve la recuperación del viejo Reino de Navarra como un estado propio.

Este sábado 3 de diciembre ha organizado un acto en Galdácano (Galdakao en vasco), un municipio vizcaíno de más de 29.000 habitantes muy cerca de Bilbao. La intención es conmemorar la fundación de este pueblo entre los siglos XII y XIII por Sancho de Galdakano y Torrezabal.

Para ello, iniciarán una marcha desde Usánsolo, uno de los barrios del municipio, hasta un lugar denominado Puentelatorre, que era donde se encontraba la casa-torre de los Abendaño, una de las familias que participaron en la fundación de Galdácano.

Allí colocarán un “mugarri”, una placa conmemorativa de la fundación del pueblo. Los participantes podrán escuchar las explicaciones de Xabier Orue-Etxebarria, catedrático de Paleontología en la Universidad del País Vasco y descubridor de numerosos hallazgos arqueológicos en Galdácano. Este profesor les irá explicando los restos de hornos vascos encontrados en la zona, la evolución del lugar hasta la fundación del pueblo.

Según se explica en la web de la Fundación Nabarralde, el marco es la disputa a finales del siglo XII y principios del XIII entre Sancho VI de Navarra, que controlaba esa zona, y Alfonso VIII de Castilla, que pretendía conquistarla tras haberse ya hecho con zonas de La Rioja, Álava...

Entre otras familias del reino de Navarra, la de Sancho de Galdakano y Torrezabal se instaló en la comarca para reestructurarla y hacer frente a las tropas castellanas que estaban acantonadas cerca.

La otra placa conmemorativa de la fundación de Galdácano se colocará en el barrio de Elexalde, en la iglesia de Andra Mari. Esa parroquia fue construida precisamente por orden de Sancho de Galdakano y allí reposan sus restos.

Los organizadores de este acto histórico pretenden así recordar que “el Estado baskón se fue creando de abajo a arriba”, desde las juntas vecinales que se formaron en pueblos como Galdácano, a la sombra de su iglesia y de un roble centenario, hasta instancias administrativas mayores que fueron creando “los fueros o leyes baskonas”. Incluso indican que de esta forma agradecerán “a todas las familias que lucharon contra los imperialistas en defensa de nuestro Estado y de nuestro idioma fundando nuestro pueblo”, es decir, fundado Galdácano como punto de resistencia frente al avance de Castilla en tierras del reino de Navarra.