Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Pais Vasco

El PSE homenajea este fin de semana a los concejales Elespe y Priede, asesinados por ETA. Ausencia de Patxi López en un acto "discreto y muy personal"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El PSE de Guipúzcoa recordará este fin de semana en las localidades guipuzcoanas de Lasarte y Orio a los concejales socialistas Froilán Elespe y Juan Priede, asesinados por ETA hace ocho y nueve años, respectivamente. El acto, al que no acudirá Patxi López, tendrá un perfil "discreto y muy personal", según un portavoz oficial del PSE. Las ofrendas están programadas para este fin de semana, la primera hoy sábado a las 12.30 horas en el cementerio de Lasarte, y la segunda el domingo a las 12.00 horas en el de Orio, en memoria de Elespe y Priede, respectivamente, en las que participará el secretario general del PSE de Guipúzcoa, Iñaki Arriola. El PSE recordó que Elespe, teniente de alcalde del PSE-EE y concejal de Urbanismo en Lasarte-Oria, fue asesinado hacia las 14.40 horas en la calle Nagusia de la citada localidad guipuzcoana. Elespe, de 54 años, casado con Tomasi Peláez y con dos hijos, Josu y Andoni, se encontraba en el interior del bar 'Sasoeta', situado en el barrio del mismo nombre en la localidad de Lasarte-Oria, cuando fue abordado por dos individuos, que le tirotearon en la cabeza. Fue un 20 de marzo, de hace ocho años. Elespe fue natural de San Sebastián, era concejal desde las primeras elecciones locales celebradas en 1987, tras la fundación del municipio de Lasarte-Oria. Por su parte, Priede era el único concejal socialista en el Ayuntamiento de Orio y el único edil no nacionalista de esa localidad. Viudo y con 3 hijos, de 69 años, estaba jubilado. Fue el quinto político del PSOE que perdió la vida en atentado desde el final de la tregua, en diciembre de 1999. Este edil del PSE-EE se encontraba en el bar Guru-Txoko de la calle Aritza, ubicada en la entrada de Orio, cuando, hacia las 14.20 horas del 21 de marzo de 2002, dos liberados (a sueldo) de ETA, Unai Bilbao e Iñaki Bilbao Goikoetxea, miembros del comando 'Bakartxo', le asesinaron.