Miércoles 20/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Pais Vasco

Rifirrafe entre el consejero vasco de Salud y el alcalde de Vitoria por un jardín rojigualda

País Vasco

El peneuvista Jon Darpón ordenó cambiar las flores de al Subdirección de Salud Pública de Álavara, lo que ha provocado el enfado del popular Javier Maroto

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El episodio ocurrió hace varias semanas: el consejero de Salud del gobierno vasco visitó un edificio de su departamento en Vitoria. Al mirar por una de las ventanas, advirtió el color rojo y amarillo de los tulipanes del jardín. Jon Darpón ordenó cambiar los flores amarillas para “deshacer” la bandera española y plantar otras blancas, por lo que con el verde del césped el jardín se asemeja más a la ikurriña vasca.

El consejero vasco de Salud, Jon Darpón; y la Subdirección de Salud Pública en Vitoria. El consejero vasco de Salud, Jon Darpón; y la Subdirección de Salud Pública en Vitoria.

Según contó días después El Correo, se trataba del edificio que aloja la Subdirección de Salud Pública y Adicciones del Gobierno Vasco en Álava, situado en el número 11 de la calle Santiago.

Darpón tenía una reunión en las plantas altas del edificio con los responsables del Instituto Vasco de Consumo. Al mirar por la ventana, el consejo de Salud se fijó en el pequeño jardín que se ve desde las cristaleras: unos parterres a la espalda del Hospital de Santiago de Vitoria.

El consejero del gobierno del Partido Nacionalista Vasco se percató entonces de que los tulipanes del jardín eran de dos colores: rojo y amarillo. Al ver cómo se formaba la bandera de España antes sus ojos, Jon Darpón ordenó “solucionar” el asunto.

El alcalde de Vitoria no puede intervenir

Días después, la empresa de mantenimiento del jardín envió a un jardinero con un encargo: arrancar las flores amarillas y sustituirlas por otras blancas. De esta forma, la enseña rojigualda se convirtió en un tapiz natural de flores blancas, rojas y el césped verde, a semejanza de la ikurriña vasca.

El Confidencial Autonómico ha podido saber que esta curiosa historia ha llegado a conocimiento del alcalde de Vitoria, Javier Maroto, del Partido Popular. Fuentes del PP aseguran que a Maroto le sentó bastante mal que el consejero de Salud decidiera por este motivo modificar un jardín de la ciudad, y así se lo trasladó.

Sin embargo, el enfado del alcalde de la ciudad fue en vano, ya que no tiene ninguna atribución ni competencia para evitar esa decisión. Y es que el jardín pertenece a terrenos y edificios del Departamento de Salud del gobierno vasco, y por tanto nada puede hacer Javier Maroto.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·