Lunes 21/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Pais Vasco

La oposición enmendó el nuevo reglamento

San Sebastián no podrá organizar consultas independentistas

País Vasco

Bildu quería preguntar acerca de asuntos sobre los que el ayuntamiento no tiene competencia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El ayuntamiento de San Sebastián aprobará en las próximas semanas una ordenanza para regular las consultas ciudadanas no referendarias. La intención de algunos colectivos y de Bildu, que gobierno en la capital guipuzcoana, era incluir entre los temas de consulta asuntos que exceden las competencias municipales.

Juan Karlos Izagirre, de Bildu, celebra su investidura como alcalde de San Sebastián. Juan Karlos Izagirre, de Bildu, celebra su investidura como alcalde de San Sebastián.

La idea de regular a nivel local las consultas ciudadanas comenzó a tomar forma en octubre de 2013, cuando se celebraron unas Jornadas sobre Participación Directa en el Ámbito Local que reunió a partidos políticos, asociaciones vecinales, organizaciones sociales y también expertos procedentes de Suiza y de Cataluña, entre otros lugares.

Más tarde representantes del ayuntamiento viajaron a Suiza para conocer las experiencias de referendos que tan habituales son en ese país. Después se constituyó un grupo de trabajo, con representantes de colectivos sociales y de los partido, que perfilaron las propuestas: forma de convocar las consultas, edad mínima para participar, temas a consultar...

Tras un debate entre los grupos municipales de San Sebastián, la Junta de Gobierno -que controlan los abertzales de EH Bildu- aprobó el reglamento de consultas ciudadanas. Sin embargo, el texto inicial luego fue aprobado en primer trámite por unanimidad del pleno y se introdujeron importantes cambios.

Asuntos que no son competencia municipal

Fuentes del ayuntamiento donostiarra explican a El Confidencial Autonómico que aunque este reglamento de consultas ciudadanas lo aprobaron todos los grupos políticos -EH Bildu, PSE, PNV y PP-, el apoyo llegó después de introducir varias enmiendas que obligaron al gobierno municipal de Juan Karlos Izagirre a aceptar cambios sustanciales en la nueva ordenanza.

En la revista que envía a sus afiliados y simpatizantes, EH Bildu presumía de que con el nuevo reglamento “las consultas se podrán realizar tanto sobre las áreas donde el ayuntamiento de Donostia tiene competencias como en los asuntos que nos los tiene pero que afectan directamente a la vida de la ciudad”.

Es decir, de esta manera se abría la puerta a un abanico muy amplio de temas sobre los que el ayuntamiento de San Sebastián podría organizar una consulta no referendaria.

Fuentes municipales señalan, por ejemplo, la polémica variante de Carlos I que atraviesa el barrio de Amara, y que es competencia de la Diputación Foral de Guipúzcoa: “Se podría preguntar para que los vecinos de San Sebastián dieran su opinión”. Sin embargo, esta posibilidad también permitiría que en San Sebastián se pudiera preguntar sobre otros temas que afectaran “directamente a la vida de la ciudad”; por ejemplo, la independencia del País Vasco o ‘Euskal Herria’, algo que ya se ha dado en municipios pequeños como Etxarri-Aranatz (Navarra).

Cambios en la tramitación

Esta referencia a asuntos que no son de competencia municipal ha desaparecido del reglamento aprobado. Pese a la reivindicación que hizo EH Bildu, tras aceptar varias enmiendas en el trámite del pleno -sobre todo, de los socialistas del PSE- la ordenanza deja claro que la consulta ciudadana que se regula con este texto es “un sistema de votación de contenido no referendario, sobre asuntos de interés público de carácter local que le afecten y que sean de competencia municipal”.

Más adelante recalca que “las consultas ciudadanas no referendarias podrán plantearse sobre cuestiones que estén motivadas por el ejercicio de una competencia municipal”.

Otro límite que se establece es el de las consultas “cuyo resultado pueda cuestionar la dignidad de la persona y los derechos fundamentales y libertades públicas, o las referidas a los Ingresos Públicos de la Hacienda Local o aquellas que afecten a la sostenibilidad financiera del Ayuntamiento, o a la integridad territorial del municipio”, que tampoco están aceptadas.

Las fuentes del ayuntamiento consultadas por ECA señalan que pese a que el voto final fue unánime, sí hubo discrepancias entre los grupos en distintas enmiendas que fueron alterando el texto inicial. “Se visualizó mayor sintonía de EH Bildu con el PSE que con el PNV o el PP”, aseguran desde el equipo de Juan Karlos Izagirre. Hay que recordar que los abertzales no cuentan con mayoría absoluta en el pleno donostiarra.

Se podrá votar a partir de 16 años

La ratificación definitiva de la ordenanza sobre consultas populares se producirá en el próximo pleno del ayuntamiento de San Sebastián, que está previsto para el mes de marzo. Por ahora está abierto el plazo de alegaciones para cualquier ciudadano que quiera introducir algún cambio.

En las consultas que podrá celebrar San Sebastián conforme a este reglamento podrán participar los mayores de 16 años. La iniciativa de celebrar una votación puede partir del ayuntamiento -que es quien en todo caso quien dará su visto bueno-, pero también de ciudadanos y de asociaciones, siempre que consigan recoger las firmas de al menos el 5% de los mayores de 16 años empadronados en la capital de Guipúzcoa.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·