Viernes 18/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Pais Vasco

Sólo 36 personas conservarán la protección anti-ETA de la Ertzaintza a partir de este verano. Así es el plan de seguridad del Gobierno vasco hasta 2016 con la amenaza terrorista bajo control

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El próximo 1 de junio se harán efectivos los primeros cambios orquestados por el departamento de Seguridad del Gobierno vasco respecto a la vigilancia de amenazados por ETA. El plan estratégico de seguridad que regirá hasta 2016 ha reducido la lista de personas que contarán con la protección de los llamados 'berrozis', encargados de estas tareas: la unidad se ha limitado a 143 agentes que custodiarán a 36 altos cargos, con un solo escolta por persona.

La lista de personas a las que el Gobierno vasco va a seguir prestando protección ante la violencia terrorista desde el cese de actividad de ETA se ha visto reducida oficialmente a un grupo cerrado de 36 altos cargos. A partir del 1 de junio, el grueso de personas escoltadas incluirá al lehendakari Íñigo Urkullu, sus consejeros, los portavoces parlamentarios y determinados políticos, como ciertos concejales.

Según consta en las líneas maestras del Plan Estratégico Ertzaintza–Horizonte 2016 de la Cámara vasca, a las que ha podido tener acceso El Confidencial Autonómico, las personalidades que tendrán escolta oficial en el País Vasco contarán con la protección de un solo agente, en lugar de los dos que tenían hasta ahora. La única excepción será el presidente Urkullu.

Según fuentes consultadas, la decisión de remodelar el sistema de protección responde a los resultados de varios estudios internos, cuya última oleada fue en febrero e incluyó una “valoración de riesgos” que aconsejó un trabajo de protección “menos próximo” con los afectados. La mayoría de los sindicatos de la Ertzaintza insisten en que no existe “el riesgo cero” y auguran mayores recortes de personal y servicios.

Un amenazado, un escolta

El nuevo ‘mapa de seguridad’ diseñado por el Gobierno vasco tras el fin de ETA ha provocado la desaparición de la Unidad de Seguridad de Personas y Acompañamientos, que ha afectado a 93 ertzainas. A grandes rasgos, los efectivos dedicados a la escolta a los altos cargos se reducirán a la mitad desde el 1 de junio.

Después de la remodelación, el grupo de agentes que asumirá las tareas de protección –conocidos como ‘berrozis’, por estar su sede en la localidad de Álava del mismo nombre– se ha reducido a 143, de acuerdo con la nueva Relación de Puestos de Trabajo (RTP) de la Ertzaintza.

Además de supervisar la seguridad, entre las tareas de esta unidad especial estará la conducción del vehículo del protegido, cubriendo la distancia entre su trabajo y su domicilio

Según cifras del departamento de Seguridad, hace tan sólo cuatro años había más de 400 efectivos dedicados a tareas de protección en País Vasco y Navarra. El departamento de Seguridad del Gobierno de Urkullu ha reducido su inversión en estas partidas de protección casi un 70%.

Por otro lado, la Ertzaintza va a disponer a partir del mes de junio de 454 agentes más, que serán destinados a la división de Seguridad Ciudadana.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·