Miércoles 18/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Pais Vasco

Les facilitará los medios para ello

Sortu obligará a sus dirigentes a aprender euskera

Deberán al menos entenderlo para entrar en la cúpula, y se comprometerán a llegar a hablarlo perfectamente

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Con sólo tres años de vida, Sortu va a iniciar un proceso de refundación para elegir a una nueva dirección después de las elecciones al Parlamento Vasco y una vez que su líder carismático, Arnaldo Otegi, ya está en libertad. El reglamento del proceso incluye algunas cláusulas llamativas.

Acto de Sortu, con Arnaldo Otegi en tribuna. Acto de Sortu, con Arnaldo Otegi en tribuna.

El partido heredero de la ilegalizada Batasuna pretende arrancar en los próximos meses la primera fase de su “Proceso Congresual” que concluirá en enero con la elección de una nueva dirección por las bases abertzales.

Para llevar a caso este proceso de refundación, Sortu ha aprobado un reglamento que entre otros aspectos define quiénes tendrán derecho al sufragio, es decir, quiénes podrán votar y ser votados en las urnas para la dirección del partido.

Toda persona que comparta el proyecto político de la izquierda abertzale y se acredite para el Proceso Congresual de Sortu tendrá derecho al sufragio activo (elegir) y al sufragio pasivo (ser elegida). La dirección nacional de Sortu será elegida de manera libre y directa por las personas acreditadas, mediante el ejercicio de su derecho al voto”, establece el reglamento.

Compromiso: aprender el vasco hasta dominarlo

Sin embargo, tal y como ha podido comprobar El Confidencial Autonómico, los militantes abertzales tendrán que cumplir un requisito: hablar euskera a la perfección.

En el documento consultado por ECA se explica que “la vida interna de Sortu se desarrollará en euskera”, de ahí que los miembros de las distintas direcciones del partido (a distintos niveles, “nacional”, foral...) “deberán al menos entender el euskera”.

Las encuestas indican que, aproximadamente, dos de cada tres vascos al menos entienden bien el euskera.

Sin embargo, el partido que lidera Arnaldo Otegi quiere, en este proceso de refundación, que sus dirigentes dominen a la perfección la lengua vasca. Por ello, establece que los militantes que sean elegidos para puestos en la dirección y que “no dominen” el euskera deberán aprenderlo.

Esta obligación conlleva que los elegidos en el congreso tendrán que comprometerse a estudiar hasta “alcanzar todas las competencias lingüísticas”, es decir, entender el vasco y hablarlo a la perfección.

Este compromiso es más complicado, ya que en el País Vasco menos de la mitad de la población es capaz de hablar perfectamente el euskera. Aunque entre las bases de la izquierda abertzale los euskaldunes son un porcentaje mucho mayor.

Sortu, por su parte, no sólo exige este requisito a sus militantes: también se va a implicar en ese empeño de que todos sus dirigentes hablen bien la lengua cooficial. De ahí que indique que “ofrecerá los medios” para que los miembros de la cúpula que aún no domina el euskera lo aprendan.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·