Jueves 08/12/2016. Actualizado 20:22h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Pais Vasco

Hay un acuerdo entre las tres cajas vascas para apoyarse en caso de que una de ellas tenga problemas, aunque aplazan la fusión total hasta 2011

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La fallida fusión de las tres cajas vascas -BBK, Kutxa y Caja Vital- y el momento idóneo de retomar el proceso fue uno de los puntos clave de las conversaciones por separado del lehendakari Patxi López con los tres presidentes de las entidades el pasado lunes. En esas reuniones se confirmó que la fusión no se retomará hasta que mejore la economía -previsiblemente en 2011- aunque sí se cerró un pacto: En caso de que una se hunda, las otras dos saldrán en su ayuda. Xabier de Irala (presidente de la BBK), Mario Fernández (futuro sucesor de Irala), Xabier Iturbe (Kutxa) y Gregorio Rojo (Caja Vital) se reunieron el pasado lunes con el consejero de Economía del País Vasco, Carlos Aguirre, y con el propio Patxi López. El tema prioritario del encuentro fue impulsar la circulación de ayudas desde las Cajas a las empresas con problemas de liquidez. Pero también salió a relucir, como era de esperar, otro tema de mayor calado político: La fracasada fusión -a manos del PNV- de las tres entidades de crédito vascas. Se habló de retomar los planes conjuntos trazados en su día para la creación de la denominada 'gran Caja vasca', punto este en el que todas las partes mostraron su conformidad. Pero las discrepancias llegaron cuando se discutió sobre el cómo y el cuándo. Todos coincidieron en que este no era el momento. "Las cajas están a años luz de un consenso sobre los términos de la fusión" aseguran a El Confidencial Autonómico fuentes con acceso directo a las conversaciones del pasado lunes. Lo que sí consiguió el lehendakari fue el compromiso de todos los presidentes de que, en caso de dificultades, las cajas vascas que van en cabeza tiren de la que se quede rezagada. "Ahora todas las cajas de Euskadi presentan resultados positivos, pero el futuro es pura incertidumbre" indican a este confidencial las mismas fuentes arriba citadas. Álava y la Vital Por otra parte, otro asunto de primer orden político salpicó la reunión entre López y Gregorio Rojo, presidente de la Vital: El traspaso de Álava a los 'populares', uno de los frentes más activos y que mayores quebraderos de cabeza le está dando al nuevo Ejecutivo vasco. Según ha podido saber este confidencial, Rojo -de la plataforma socialista de Vital- cuestionó a López acerca del futuro de la tercera provincia vasca, preguntas a las que no tuvo respuesta, ya que el lehendakari "respondió con evasivas afirmando que todo es posible".