Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Pais Vasco

Se temía que reactivaran el terrorismo

El grupo disidente de ETA admite que “la confrontación armada ha terminado”

País Vasco

El último comunicado de Amnistia ta Askatasuna, el colectivo de presos de Ibil, anima a los vascos a “salir a la calle y luchar”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las Fuerzas de Seguridad detectaron hace varios meses que dentro de ETA y de su movimiento civil había surgido un grupo de críticos con la decisión de la banda de abandonar el terrorismo. Iraultza Bilguneak o Ibil, liderada por un profesor de Navarra en paradero desconocido, provocó inquietud por su apuesta por las armas para conseguir la independencia y el socialismo.


Cartel de Amnistía eta Askatasuna. Cartel de Amnistía eta Askatasuna.

Esta inquietud de las Fuerzas de Seguridad se incrementó cuando el presunto líder de esta corriente, Fermín Sánchez Agurruza, desapareció de su domicilio en Ansoaín para, supuestamente, pasar a la clandestinidad en Francia.

El temor de los servicios de información es que Sánchez Agurruza tratara de aglutinar a algunos de los pistoleros de ETA que están actualmente escondidos en Francia y otros países de Europa, con el objetivo de volver a cometer atentados terroristas para conseguir a través de una “revolución” una Euskal Herria independiente, socialista y euskaldún, los objetivos tradicionales de la banda. De hecho, a simpatizantes de esta corriente interna se atribuyen los últimos actos de kale borroka, como la quema de varios autobuses.

Como ya contó El Confidencial Autonómico, el colectivo de presos ligado a Ibil, llamado Aministia ta Askatasuna, comenzó hace varios meses a colgar carteles en las calles del País Vasco y de Navarra para comunicar sus reclamaciones: principalmente, la salida de la cárcel de todos los etarras presos, a los que se debería reconocer su condición de “presos políticos”.

Salir a la calle y luchar”

Ahora, ECA ha tenido acceso a un nuevo “cartel-comunicado” de Amnistia ta Askatasuna. Este colectivo de presos vinculado a la corriente radical marxista Ibil no elude el debate y las críticas que ha recibido de la izquierda abertzale ‘oficial’: “Este movimiento quiere situar el debate en torno a los términos que le corresponde, aquellos que se sitúan en el plano político, fuera de manipulaciones y mentiras”.

A continuación, Amnistia ta Askatasuna admite que el terrorismo, al que ETA anunció que ponía fin en octubre de 2011, ya no va a volver: “El conflicto vasco en su fase de confrontación armada como lo hemos conocido hasta hace pocos años ha terminado”.

Esta frase parece contradecir los postulados primigenios de Ibil/Iraultzen Bilguneak, que en los textos escritos por Fermín Sánchez Agurruza coqueteaba con la idea de llevar a cabo una revolución, sin renunciar a las armas, para conseguir los objetivos históricos de ETA: la independencia de Euskal Herria (entendida como el conjunto del País Vasco, Navarra y parte de Francia) y el socialismo.

Eso si, si bien asegura que no recurrirá a la violencia, Amnistia ta Askatasuna sí hace un llamamiento “salir a la calle y luchar”; luchar, principalmente, por la amnistía de los etarras que están en la cárcel cumpliendo sus condenas.

Les tenemos que decir alto y claro que no vamos a renunciar a a tener a todos los represaliados de guerra de vuelta en casa, sea cual sea su condena. Nunca olvidaremos a nuestros gudaris [soldado en vascuence], que han entregado sus vidas durante décadas, para poder hacer libre a este pueblo”, reza el cartel consultado por El Confidencial Autonómico, en una clara muestra de reivindicación del pasado de todos los etarras que se encuentran en prisión.

Nada a cambiado, sino es a peor”

Y es que Amnistia ta Askatasuna pinta a los familiares de presos y a los militantes abertzales un panorama mucho más sombrío de lo que lo hacen Sortu y otras organizaciones proetarras que sí acatan la estrategia de la dirección de ETA: “Nada a cambiado, si no es a peor, para la militancia más generosa de este pueblo. Algunos huidos y deportados a miles de kilómetros de Euskal Herria; otros en las mazmorras de los Estados, a más distancia cada día, en absoluta soledad, en módulos de aislamiento, enfermos... Las leyes antiterroristas siguen en vigor, la tortura, tribunales de excepción... la ocupación militar y policial continua, la Ertzaintza y la Policía Foral se mantienen en sus labores represivas”.

Por todo ello, y porque asegura que tanto España como Francia continúan “oprimiendo” al pueblo vasco, esta corriente disidente con la línea actual de ETA y de sus entorno civil anima a “que cada persona desde su barrio, puesto de trabajo, instituto... en la medida de sus posibilidades coja el compromiso de sacar la amnistía a las calles”.

Vea a continuación el cartel que está difundiendo Amnistia ta Askatasuna:


Cartel de Amnistía eta Askatasuna. Cartel de Amnistía eta Askatasuna.


Etiquetas
, ,
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·